Celebra Jerusalén 53 años de su reunificación

Redacción / Inversión Turística

Israel es uno de los países más llenos de historia y cultura. Pero gran parte de esta historia está cargada en una ciudad en especial, Jerusalén. Es la ciudad más antigua del país y a lo largo de su historia, acoge acontecimientos importantes de las tres principales religiones monoteístas: el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, señaló la Oficina de Turismo de este país.

Recordó que hace 53 años ganó uno de los hechos más importantes en su historia, la Guerra de los Seis Días, donde consiguió su reunificación a Israel. Desde entonces, Jerusalén ha destacado como una de las ciudades más innovadoras y pluriculturales de todo el país, e incluso, de todo el mundo.

El día 28 del mes Iyar del calendario judío (este año, 21 de mayo), los habitantes de Jerusalén celebraron esta victoria con importantes eventos religiosos y culturales alrededor de toda la ciudad, sin embargo y, a pesar de que el país ya ha levantado algunas restricciones ante la pandemia de COVID-19, este año fue la excepción.

Los festejos presenciales tuvieron que restringirse y aquellos que se lograron fueron bajo medidas rigurosas de sanidad y con aforos limitados. En el Muro de los Lamentos se llevaron a cabo ceremonias especiales donde los asistentes acudieron con mascarillas, algunos con caretas y manteniendo distancia entre sí, indicó la representación de Turismo en México.

Comentó que están a disposición diferentes eventos y exposiciones virtuales en los que se muestra la historia de Jerusalén a través de fotografías en blanco y negro comparadas en los sitios donde fueron tomadas, recorridos por los principales lugares de la ciudad y pláticas con personajes relevantes.

De esta forma la ciudad y sus habitantes muestran lo importante y el orgullo que es para ellos formar parte de esta sociedad y, al mismo tiempo, mostrar al mundo que para conocer Jerusalén no es necesario profesar una religión o tener opiniones políticas, sociales e, incluso sexuales, específicas. Ahora la capital de Israel se enorgullece por romper esos paradigmas y tener una convivencia sana y respetuosa entre todos los credos del mundo.

También te puede interesar

Deja un comentario