ASETUR reitera su rechazo a liberar la captura del pez Dorado

Redacción / Inversión Turística

La Asociación de Secretarios de Turismo de México (ASETUR), reiteró su preocupación por el propósito de la Comisión de Pesca y Acuacultura de la Cámara de Diputados, que preside Maximiliano Ruiz Arias, que busca reformar el artículo 68 de la Ley General de Pesca y Acuacultura, a fin de liberar la captura del pez Dorado.

Actualmente, la especie está reservada a la pesca deportiva, y con las modificaciones a la ley sería capturado a gran escala con fines de comercialización, situación que pondría en riesgo su supervivencia en aguas mexicanas.

Además, la medida impactaría la pesca deportiva, actividad de la que dependen más de 45 mil familias.

Luis Humberto Araiza López, Presidente de la ASETUR, afirmó que “la propuesta carece de racionalidad económica, de ponderación ambiental y de beneficio social. El argumento de que la reforma generaría un beneficio económico a los productores que se dedican a la pesca ribereña es falso, ya que los beneficios solo serían para las grandes empresas pesqueras, propietarias de embarcaciones mayores”.

“Perjudicar a los más para beneficiar a un pequeño grupo de empresarios, no es bueno para México”, alertó Araiza en nombre de los Secretarios de Turismo del país.

Cabe destacar que la pesca deportiva colocó en el mapa del turismo internacional a destinos nacionales, como Los Cabos, Mazatlán, Puerto Vallarta, Manzanillo, Acapulco y la Riviera Maya, entre otros, al tiempo en que genera una derrama promedio de 2,500 dólares, es decir, cinco veces más que el gasto promedio del turista extranjero.

Del pez Dorado, también depende la cadena alimenticia de especies de mayor talla, como el Espada, el Vela y el Marlin. Diversos destinos que en el pasado abrieron la pesca comercial, provocaron la migración de estas especies, al igual que lo hicieron los turistas que practican la pesca deportiva, por lo que no se debe cometer el mismo error.

ASETUR reiteró que está en la mejor disposición de dialogar con los legisladores para identificar, juntos, sin simulaciones, las oportunidades para que los pescadores ribereños mejoren sus ingresos.

“Continuaremos trabajando para evitar, a toda costa, que se reforme el artículo 68 de la Ley General de Pesca y Acuacultura, porque es insostenible en términos de la protección a nuestra riqueza natural, y por su importancia para una actividad económica como el turismo, que representa el 9 por ciento del Producto Interno Bruto», finalizó Araiza López.

También te puede interesar

Deja un comentario