Noticia

Desaparecerían 200 mil empleos si no se construye el nuevo aeropuerto: CANAERO

*Disminuiría la competitividad de las empresas del sector y afectaría la eficiencia turística del país, asegura  Sergio Allard

*Reduciría el Producto Interno Bruto (PIB) nacional en 20 mil millones de dólares

 

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

 

Sin tomar en cuenta el riesgo presupuestal para el próximo Gobierno al centrar el gasto federal en un sólo proyecto que implicaría el pago de deuda de corto plazo y problemas financieros estructurales, Sergio Allard Barroso, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (CANAERO),  dijo enfático que es importante que no se detenga el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Allard reaccionó a las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador que afirman que cancelaría la construcción del NAICM, a las que el empresario Carlos Slim también se opuso, sin considerar que la obra afectaría el presupuesto federal y que el candidato de Morena no se oponía a su construcción, sino que se debería optar por la concesión para su construcción y operación por parte de capitales privados, minimizando el proyecto de Santa Lucía.

Cabe recordar que ante esta reacción de los empresarios, AMLO sugirió que Carlos Slim “lo construya con su dinero y obtener la concesión” y que en su momento platicaría con la CANAERO para explicarle sus razones ya que no está en contra de las proyecciones de la industria aérea y turística.

metropolitana-2

Durante los trabajos de la 4ª Asamblea de Comercialización de la Agencia Metropolitana de Agencias de Viajes (Metro), con el tema “Retos Industria Aérea 2019 – 2024”, el representante de la industria aérea  dijo que los empleos que se generarían con el NAICM: “pilotos, sobrecargos, personal de mantenimiento serían permanentes de largo plazo muy bien pagados”, aseguró. «Y corren el riesgo de desaparecer der cancelarse el NAIM»

Asimismo, catalogó de “catastrófico en términos de competitividad como país y en términos de la industria” el hecho de que pudiera frenarse el proyecto del aeropuerto, el cual prevé que podría traer hasta 130 millones de pasajeros en 2024, y 150 millones en 2030.

El presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), Sergio Allard, reiteró que la decisión de construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se tomó luego de una larga discusión técnica con expertos en el tema, por lo que no se debe cuestionar políticamente su desarrollo y es evidente la importancia que tiene para la economía del país.

“No es un asunto político. Respetamos mucho las campañas electorales y los tiempos electorales, pero respetamos también a nuestra industria por el crecimiento  que tiene, por la generación de buenos empleos y la contribución que hace al turismo y a la competitividad de México. Los partidos políticos pueden decir lo que quieran, pero nosotros somos los especialistas en la industria de la aviación”, comentó.

Además, se manifestó a favor de la transparencia de las licitaciones que se han realizado y que se revise lo que se deba revisar, pero que eso no implique parar la construcción.

canaeroEl representante empresarial insistió en que detener la obra sería algo catastrófico para el turismo mexicano, entre otras cosas, porque afectaría la conectividad dentro y fuera del país, aislando destinos como Huatulco, Saltillo, Colima o Poza Rica. Dejó en claro que el interés del sector es seguir buscando competitividad y entre los principales retos para que eso ocurra está mejorar la infraestructura aeroportuaria.

“Estamos en tendencia creciente de pasajeros, de casi 50 millones que había en el 2010 pasamos a 90 millones el año pasado. Para seguir creciendo y tener el índice de la industria de 1.57 viajes per cápita hay que atender temas como el de la nueva terminal”, puntualizó.

Sergio Allard Barroso, dijo que la Cámara Nacional de Aerotransporte (Canaero) estar a favor de que haya transparencia en los contratos de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), por lo que, dijo, debe haber una revisión de los mismos, pero sin que se suspenda la obra.

Señaló que se tiene que dirimir estas diferencias, así como otros aspectos para que la edificación del NAIM continúe sin problemas.

Allard mencionó que la construcción de esta obra no tiene nada que ver con aspectos políticos, sino económicos y de una necesidad de crecimiento de México y la aviación.

El presidente de Canaero especificó que otra de las afectaciones sería la pérdida de conectividad para ciudades pequeñas y medianas de México, ya que no se podrían conectar con destinos de Europa y Asia.

Cabe destacar que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) informó que de cancelarse la edificación implicaría una pérdida en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional de 20 mil millones de dólares y de 200 mil empleos.

En su presentación aseguró que tanto trabajadores como el sector privado del país están de acuerdo que se continúe con el proyecto, y que el financiamiento para su construcción proviene en un 70% de capitales privados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: