Turismo debe estar preparado para la crisis que viene: especialistas

Redacción / Inversión Turística

El 2021 será un año de recuperación gradual y para mediados o fines de 2022 habrá un reporte importante del tema, señaló Alfonso Pasquel, CEO de Grupo Questro, al fijar su postura sobre la crisis por la que atraviesa el sector turístico derivado de la pandemia de COVID-19.

Durante su participación en el foro Global Travel, en el que participó también Gloria Guevara, directora general del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), el también ex director general de Aeroméxico explicó que “ya se está recuperando la aviación, pero hay que hacer un trabajo conjunto con los bancos para que podamos renegociar también los hoteleros”.

“No creo que 2021 vaya a ser como la crisis de 2008 que duró 18 meses en la recuperación, va a ser más largo. El sector se secó, nos quedamos sin turistas, sin pasajeros, sin jugadores en los campos de golf. Nos quedamos ante una severísima crisis prácticamente con cero ingresos”, indicó durante el panel «Perspectivas del turismo mundial en 2021».

Pasquel señaló que los empresarios están trabajando prácticamente a ciegas definiendo los diferentes escenarios para 2021 y planteó dos retos: el primero de ellos dijo es renegociar con los bancos y a proporcionar escenarios de recuperación que les den viabilidad. El segundo, y el más doloroso, fue trabajar conjuntamente con sindicatos, trabajadores y operadores hoteleros para tomar medidas de emergencia que evitaran una sangría.

Durante el foro Global Travel, Gloria Guevara, directora general del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), señaló que el nuevo coronavirus tiene un impacto mayor al de crisis financieras como la del 2009. “Hemos vivido una de las peores crisis, varias veces más fuerte que la del 2008-2009 y que la del 11 de septiembre en Estados Unidos”, señaló.

Por su parte, Peter Cerdá, vicepresidente para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), dijo que una vez que los vuelos se cancelaron en su mayoría, las aerolíneas pasaron a una etapa de sobrevivencia.

“En América Latina, hemos perdido algunas aerolíneas y hay países que no han abierto sus fronteras” lamentó Cerdá.

Cerdá y Guevara coincidieron que para incentivar la recuperación del turismo, los gobiernos deben impulsar la aplicación masiva de pruebas, además de otorgar ayudas a las pequeñas y medianas empresas que siguen en riesgo de desaparecer.

En México, el gobierno federal ha descartado la aplicación de pruebas rápidas para controlar el contagio de la COVID-19 en la población y en los viajeros. Además, las aerolíneas no contaron con un plan de apoyo gubernamental pues el presidente señaló que no se ‘rescataría’ a ninguna empresa aérea.

Cerdá agregó que la recuperación dependerá de cada mercado turístico, sin embargo, no se espera que los niveles de vuelos internacionales alcancen los niveles pre-COVID antes del 2024.

Para Cerdá la situación de la industria aérea es básicamente sobrevivir a la pandemia, por ello hizo un llamado a los gobiernos a reabrir las fronteras.

Señaló que antes de esta crisis, en un día normal en el mundo viajaban 12.4 millones de pasajeros que se subían a 107 mil vuelos diarios, ahora esas cifras se redujeron a la mitad: 6.1 millones de pasajeros que viajan en 63 mil vuelos.

También te puede interesar

Deja un comentario