Regreso de viajeros hasta 2023 ante desaparición de promoción federal; coinciden Andrés Conesa y Luis Barrios

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

Durante el panel “El replanteamiento de la industria turística para reactivar la economía nacional” del Expansión Summit 2020, Luis Barrios, presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH), aseguró que la industria que cayó a niveles históricos, y donde la principal preocupación no era atraer turistas, sino administrar los gastos para conservar el mayor personal posible.

Recordó que “la primera desgracia que tuvimos fue la desaparición de los recursos del Consejo de Promoción Turística de México, y la segunda, la no celebración del Tianguis Turístico tradicional, que representaba la feria turística más importante del país”, puntualizó.

En el panel en que también participó Andrés Conesa, director General de Aeroméxico, y Luis Araiza, presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo de México (Asetur), se indicó que el sector turístico ha sobrevivido al momento más drástico de la pandemia, que redujo los flujos de viajeros en más de 90% durante abril y mayo, “ahora el reto es permanecer fuertes en términos financieros, pero también de imagen. Sobre todo, ante un entorno donde los esfuerzos de promoción desde el gobierno federal prácticamente han desaparecido”, coincidieron los empresarios del sector.

En este contexto, Andrés Conesa consideró que la recuperación de los flujos de pasajeros podría llegar a mediados de 2022, sin embargo, dependerá del avance de una vacuna, mientras que Luis Barrios explicó que el regreso a los niveles pre COVID-19 se extendería hasta 2023, igual a la par del nivel de crecimiento del país.

El también director General de Hoteles City Express, dijo que en el caso de la cadena hotelera ha tenido ocupaciones de 20%, que se logró con una ardua estrategia.

Luis Barrios relató las estrategias de City Express para solventar los retos frente a la crisis, “redujimos al máximo la quema de recursos económicos, del efectivo que teníamos. Sirvió para mantener activo a todo el personal, y también estuvimos muy comunicados, porque había que regresar rápido”, comentó.

Es de mencionar que la industria ha realizado acciones individuales ante los drásticos recortes presupuestales para promoción turística y apoyos al sector, han señalado por separado.

El director general de Aeroméxico, expuso que la clave radica en conservar la confianza de los consumidores a través de esfuerzos conjuntos que permitan asegurar el bienestar de un viajero desde la salida de su hogar hasta la llegada a su destino, con equilibrio para mantener la mayor cantidad de empleos posibles.

“Nosotros teníamos el año pasado, a estas alturas, 130 aviones en el aire, y hoy sólo tenemos 60 (…) Vamos a tener que hacer ajustes, porque si bajas el tamaño de la flota, tienes por supuesto que bajar (personal), porque para sobrevivir y proteger al máximo los empleos, tienes que tener un número máximo de personas por avión”, explicó.

“Nos estamos preparando para lo peor. Es importante que estemos listos, tratando de proteger al máximo los empleos, porque también estas épocas de crisis son épocas de oportunidades (…) (La crisis) te permite acelerar y transformarte más rápido. Lo que estamos buscando es salir más fuertes de esta crisis, para ayudar a que el sector –particularmente el turismo, pero también el viajero de negocios– se recupere lo más rápido posible, y podamos despegar y recuperar lo perdido más rápidamente”, enfatizó Conesa.

En tanto, Luis Araiza, presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo de México (Asetur), dijo que “para seguir adelante ante el cambio de políticas públicas era el de propiciar alianzas, y el hecho de que estados con objetivos o mercados comunes se puedan aliar para fortalecer su propuesta de valor, lo veo bien. Hay muchas similitudes con algunos estados, con algunas formas de promocionar y de impulsar el turismo, y creo que, sin duda, viene a fortalecernos”, dijo.

Por su parte, Marcos Constandse, vicepresidente de Grupo Xcaret, dijo que cuidar al empleado no termina en conservar el puesto en turno, sino también contempla tener un entorno apto para el desempeño de sus labores.

“El pilar de personas en nuestra visión de sostenibilidad ha sido uno de los más importantes. Nosotros entendemos a nuestra empresa, a Grupo Xcaret, como las personas que lo conformamos. Los otros recursos que tenemos son paralelos, con los que podemos seguir evolucionando y desarrollándonos. Somos las personas las que hacemos las empresas, y nuestra visión es que, si no tenemos un grupo integrado, si no hay una visión, una reciprocidad en esto, no hay futuro”, agregó.

También te puede interesar

Deja un comentario