Aeroméxico evalúa declararse en bancarrota

Lino Calderón / Inversión Turística

Luego de que la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) hizo un llamado urgente a los Gobiernos de América Latina y El Caribe para que tomen medidas específicas que ayuden al sector de la aviación a sobrevivir la peor crisis en la historia de la industria, al cual no se respondió en México, la aerolínea bandera del país, Aeroméxico, evalúa hacer la declaración formal de bancarrota.

De acuerdo con fuentes al interior de la aerolínea, se ha planteado en la mesa de análisis y discusión, la posibilidad de acogerse en el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos en inglés Chapter 11 of Title 11 of the United States Code que permite a las empresas en el país estadounidense con problemas financieros a reorganizarse bajo la protección de la ley.

Por lo que, sería la primera línea aérea mexicana después de la colombiana Avianca y la chilena LATAM en acogerse bajo el Capítulo 11 en EU, en medio de la pandemia por el Coronavirus que ha arrastrado a problemas financieros a la industria de la aviación, sin tener un panorama claro en corto y mediano plazo.

En ese sentido, Grupo Aeroméxico SAB calcula opciones para tomar en los próximos días una decisión final con el asesoramiento de White & Case LLP y Citigroup Inc, y una deuda de 2019 que se afianzó a las pérdidas del primer trimestre de 2020.

Por su parte, el equipo de comunicación de Aeroméxico señaló que “no inició, ni ha tomado la decisión de iniciar, un procedimiento de reestructura bajo el Capítulo 11 de la ley de reestructuras de los Estados Unidos de América”.

En un comunicado negó el inicio del procedimiento, sin embargo, reconoció que identifica “fuentes adicionales de financiamiento para fortalecer los flujos operativos”. “Analizamos también distintas alternativas para alcanzar en forma exitosa, en el corto y mediano plazo, una reestructura ordenada de compromisos financieros”, agregó.

En este contexto la IATA indicó que los gobiernos de América Latina y El Caribe siguen siendo los que menos apoyo financiero han facilitado hasta ahora a la aviación, una industria que antes de la propagación del COVID-19, contribuía con 167 mil millones de USD al PBI y sustentaba 7,2 millones de empleos en toda la región, pero que ahora pronostica una caída de unos 77 mil millones de USD en su aporte al PIB y más de 3,5 millones de puestos de trabajo en riesgo.

Cabe destacar que Aeroméxico cayó 5% a 6.63 pesos a las 10:47 a.m. de este viernes, en Ciudad de México y los bonos de la compañía se desplomaron.

En tanto que declararse en bancarrota bajo este esquema tiene consecuencias de largo plazo y de gran alcance; ya que la información sobre la quiebra se queda registrada en un informe de crédito por un período de 10 años, lo cual puede causarle dificultades para obtener un crédito.

Asimismo, durante el primer trimestre del año, Aeroméxico tuvo una pérdida neta de 2,508 millones de pesos (mdp), afectada por las medidas de contención implementadas para frenar los contagios de coronavirus en sus rutas internacionales, que derivó en una caída de 46.4% en el flujo operativo de la compañía (o Ebitda), que pasó de 2,820 a 1,511 mdp.

De acuerdo con su reporte del periodo enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la aerolínea informó de una disminución de 17.6% en el flujo de pasajeros en el trimestre, siendo el mercado internacional el más afectado, pues se contrajo 24.5%, mientras que el segmento doméstico tuvo una caída de 13.6%.

El descenso en el flujo de los pasajeros impactó en los ingresos de la aerolínea, que disminuyeron en 14%, principalmente afectados por las rutas internacionales, que aportaron 60.5% de las ventas de Aeroméxico en el periodo, mientras el mercado doméstico el 39% restante.

La capacidad de la aerolínea mostró una caída de 9.1% en comparación con el primer trimestre de 2019, afectada tanto por la pandemia global del COVID-19, como por la suspensión de los aviones 737 MAX, que se han mantenido en tierra desde hace un año.

Aunado a lo anterior de 125 aviones que compone su flota puso en tierra a 106. Entre abril y marzo estacionó en sus hangares de CDMX, Guadalajara, Monterrey y Cancún los Boeing 737 y los Embraer, informó en su momento la misma aerolínea.

Es de mencionar que el accionista del Grupo Eduardo Tricio ha sido férreo crítico del gobierno federal actual, acentuado luego de que el jefe del Ejecutivo se pronunciara por hacer investigaciones exhaustivas y presentarlas en torno a fraudes con facturas falsas en agravio a la nación y las finanzas públicas. Aun cuando Aeroméxico obtuvo de la administración de la 4T, un contrato por 776 mil 900 dólares (18 millones 428 mil 611 pesos) para el transporte aéreo de material médico, insumos y productos necesarios para hacerle frente a la propagación de la enfermedad; de acuerdo con el portal Conpranet.

En abril de 2019, en una conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, expuso que el exmandatario Felipe Calderón Hinojosa entregó Aeroméxico a un grupo de inversionistas a cambio de que lo apoyaran para llegar a la Primera Magistratura. Entre los beneficiarios principales, mencionó a Roberto Hernández de Grupo Banamex; José Luis Barraza, quien era entonces presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Eduardo Tricio, de Grupo Lala y Aeroméxico.

También te puede interesar

Deja un comentario