Centro Histórico de Quito, ancla del turismo ecuatoriano

*320 hectáreas de edificios antiguos, iglesias, conventos y otros excéntricos, que conjugan el arte barroco con el de indígenas locales

*Alberga al menos 130 edificaciones monumentales

Nadia Hernández Soto / Enviada

Quito, Ecuador es una ciudad situada en lo alto de los Andes, a 2,800 m de altura sobre el nivel del mar, pero también rodeada de montañas y aunque combina la tradición con la vida moderna, posee un tesoro invaluable: la arquitectura colonial que data del siglo XVI y XVII representada en plazas, iglesias, conventos y monumentos que enmarcan un extenso Centro Histórico.  

Las tardes en Quito son espectaculares paisajes de ostentosa niebla que abraza los picos montañosos que sobresalen del valle que guarda el Centro Histórico, de la capital ecuatoriana y que apreciamos un grupo de periodistas mexicanos invitados a conocer la oferta turística del llamado país llamado “De los 4 mundos”, por la diversidad en una sola nación: la Amazonía, la costa, la sierra y las Islas Galápagos.

La oferta turística de Quito empieza con el tesoro colonial que posee, el mejor preservado de América, razón por la cual fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, y es una de las referencias a la marca de la campaña de promoción turística denominada “Tu historia comienza en Quito”, que se enmarcó en un video de tres minutos en el que se invita a recorrer la ciudad, “a vivir tu experiencia y a crear tu propia historia. La producción que encuadra todas las maravillas que la ciudad ofrece como destino: naturaleza, gastronomía, cultura, patrimonio, aventura y la amabilidad de su gente”, explicó Oscar López Moscoso, coordinador de promoción y operación internacional del gobierno municipal de Quito.

Por ello iniciamos el recorrido hacia el mayor conjunto patrimonial de América Latina, ya que de acuerdo con datos oficiales contiene alrededor de 130 edificaciones monumentales y más de cinco mil inmuebles registrados como patrimonio histórico; pues su nombramiento en la UNESCO “se basó en el ensamble del Centro Histórico Quiteño, considerado sui generis y armónico para la época, en donde las acciones del hombre y la naturaleza se juntaron para crear una obra trascendental”.

López Moscoso compartió que el Centro Histórico posee alrededor de 17 museos y 24 iglesias, conventos y monasterios. Y los mejores lugares turísticos de Quito para visitar en dicho lugar para disfrutar desde una deliciosa gastronomía hasta actos culturales propios de los quiteños; son El Panecillo, La Ronda, Calle de las siete cruces.

En tanto que las iglesias de Quito consideradas joyas arquitectónicas, construidas hace más de cien años y que han sobrevivido a los cambios a través del tiempo, son populares para el turismo extranjero que busca ingresar a cada una para observar grandes imágenes plasmadas en sus techos y muros, figuras de cemento que adornan sus fachadas, “pues cada detalle que recubre a cada una de las iglesias es muy valioso”.

El recorrido que la Oficina de Turismo de Quito ofreció a los periodistas mexicanos inició con la inmensa Iglesia y Convento de San Francisco, con edificaciones se yerguen una a lado de la otra, justo al frente de la Plaza de San Francisco. Las amplias escaleras de piedra antigua conducen a las imponentes puertas de madera de la iglesia, que cubren tres hectáreas y demoraron más de 200 años en construirse, dijo el guía Juan Pablo Verdesoto.

La iglesia de San Francisco, al igual que varios lugares en el centro histórico, se ilumina todas las noches. La entrada puede parecer poco impresionante al principio, pero cualquier decepción se sofoca de inmediato al descubrir el inmenso mar de colores en el interior. El techo, las paredes y el altar están todos cubiertos de oro, rojo carmesí y azul. En las paredes se retratan escenas eclesiásticas en increíbles pinturas al óleo y estatuas históricas.

Junto a la iglesia se encuentra el convento, que comparte los mismos pilares blancos majestuosos de piedra.  Al entrar en el santuario interior de este convento activo, los aromas de un patio conservado impecablemente, rebosante de flores y plantas coloridas que flotan sobre uno, lo conducen de inmediato a otra era, y transmiten asombro e intriga.

Por otra parte, la Iglesia de la Compañía de Jesús tiene una fachada barroca de piedra, sus pilares ensortijados de dos pisos de altura apuntan al hecho de que destaca entre las demás iglesias del Centro Histórico. Al entrar en esta iglesia jesuita, se puede apreciar en seguida– toda la nave está bañada de oro, yeso dorado y tallas de madera.

El efecto es impresionante, ya que cada pieza de arte, individual e invaluable, comienza a sobresalir. La Iglesia de la Compañía es la iglesia más ornamentada de Quito y es reconocida internacionalmente por su singularidad dorada. Algunas personas dicen que es la iglesia más hermosa del mundo.

Otra es la Iglesia de Santo Domingo, con su plaza del mismo nombre, ubicada a las afueras del Centro Histórico, es una auténtica fusión de estilos arquitectónicos que incluyen influencias barrocas, neoclásicas y de moriscas, de acuerdo con Verdesoto fue construida por los domínicos y modificada por sacerdotes italianos. “Se podría pensar que unir tantas culturas, nacionalidades y estilos generaría confusión, pero el resultado final es una fiel representación de la elegancia misma”.

La iglesia es un amplio edificio blanco con una entrada claramente definida por puertas altas y arqueadas de madera. En el interior, una explosión de colores salta en la forma de tallas, relieves y magníficos frescos. Los detalles finitos de la Capilla de la Virgen del Rosario merecen ser examinados minuciosamente, ya que cada centímetro está cuidadosamente pintado y elaborado en oro, rojo real y espirales de color verde.

El recorrido incluye el Palacio de Gobierno que ocupa la cabecera de la Plaza Grande con toda la grandiosidad que un solo edificio puede abarcar. El brillante palacio blanco domina toda una cuadra en el corazón del centro histórico, y es fácilmente identificable desde todos los ángulos por la gigantesca bandera ecuatoriana que ondea orgullosamente desde su techo. Justo debajo del edificio con doble balcón, pequeñas tiendas abarrotadas venden de todo, desde paletas de helado hasta decoraciones navideñas.

En tanto que la Catedral Metropolitana de Quito, la cual es una pieza importante de la historia y la gente de Quito, ya que fue construida en la principal plaza original de esta ciudad en 1535, indicó Verdesoto. Las paredes blancas y austeras se compensan con las escaleras amplias de piedra y columnas imponentes que rodean la entrada principal.

Al guía agregó que la Catedral Metropolitana de Quito es una de las más antiguas de la ciudad. Los pilares de piedra continúan en el interior, pero se combina con generosas tallas de madera y paneles en cada pared.

Es de mencionar que candelabros de oro cuelgan en cada esquina y pequeños arcos lo conducen hacia el altar mayor, que a su vez está bañado en ricos tonos de verde, oro y rojo. Todo esto dirige a la pintura principal y central de la iglesia – La Virgen María. Los visitantes que miran hacia el techo pueden apreciar la cúpula sobre el altar que está decorada con ángeles que flotan en las nubes alrededor de un tragaluz dorado.

Asimismo, esta ciudad alberga la iglesia del Carmen Alto con dos torres desgastadas por el tiempo, y a su lado el museo del mismo nombre, el cual muestra a primera vista un vestíbulo cuadrado. En su interior intenta que el visitante reflexione sobre el Arte del Patrimonio Carmelita, la vida cotidiana de las hermanas de la Orden de los Carmelitas Descalzos, y la vida de Mariana de Jesús – una santa y heroína ecuatoriana.

Verdesoto comentó que las puertas de madera que decoran cada entrada son originales. Los troncos expuestos que cubren los inmaculados techos blancos y las piezas exhibidas han sido arreglados por sus devotos cuidadores.

La ciudad de Quito cuenta con la Basílica del Voto Nacional una edificación que domina virtualmente todas las vistas existentes del centro histórico. La iglesia neogótica es la más grande de su tipo en las Américas, con dos torres en forma de chapitel que se elevan muy por encima de la parte frontal de la iglesia, lo que le da una apariencia casi ominosa y potente. Los significados y detalles ocultos se extienden por toda la Basílica, e incluso las gárgolas a un lado de la iglesia representan diferentes animales ecuatorianos, que incluyen a las iguanas, armadillos y las tortugas gigantes de Galápagos.

Los visitantes pueden apreciar el rosetón circular que baña la capilla con una danza mística de colores que contrastan con las piedras grises utilizadas para construirla. Las escaleras de caracol dentro de la iglesia conducen a la cima de las torres, ofreciendo a los visitantes una vista impresionante de Quito y sus montañas circundantes. Al cruzar el puente elevado a lo largo del borde interior del techo, es fácil preguntarse cuántas historias contiene este enorme edificio.

Aunque las escaleras que ascienden a la torre más pequeña parecen desafiar a la muerte, la vista es incluso más espectacular que la que se encuentra en la parte superior de las escaleras de caracol. Esta iglesia no solo ofrece una perspectiva única de la historia de Quito, sino que también ofrece a los visitantes toda una aventura condensada de exploración arquitectónica.

Respecto al Teatro Bolívar, es inmediatamente reconocible debido al gran letrero vertical iluminado que anuncia ‘Bolívar’, y la taquilla circular original, de color rosa. Restaurado a su antigua gloria después de que una parte considerable se incendiara hace un par de décadas, una enorme araña de cristal cuelga de un mar gris de seda suspendida sobre el piso de baldosas que forman un mosaico en la entrada principal. Presenta variedad de funciones durante todo el año.

  • Iglesias de Quito
  • La Basílica del Voto Nacional
  • La Catedral Metropolitana de Quito
  • Iglesia El Sagrario
  • Iglesia Compañía de Jesús
  • Iglesia de San Francisco
  • Iglesia de Santo Domingo
  • Iglesia y Convento de La Merced
  • Iglesia y Monasterio de la Concepción
  • Iglesia Santa Bárbara
  • Iglesia San Roque
  • Capilla del Robo
  • Iglesia, Convento y Cementerio El Tejar
  • Iglesia de San Agustín
  • Iglesia del Buen Pastor
  • Iglesia San Sebastián
  • Iglesia y Monasterio Santa Catalina
  • Iglesia y Monasterio Santa Clara
  • Iglesia y Monasterio San Juan
  • Iglesia y Monasterio Carmen Bajo

También te puede interesar

Deja un comentario