Extorsiones afectan turismo y comercio en San Miguel de Allende

*Hace tres semanas sujetos desconocidos dejaron maletas con dosis de cocaína y marihuana en a las fueras de locales del centro de San Miguel de Allende
Lino Calderón

A pesar de los esfuerzos del Consejo Turístico de Promoción de San Miguel de Allende que encabeza Laura Torres Septién, de promover el destino a nivel nacional e internacional, desde hace varias semanas grupos del crimen organizado, han venido generando un ambiente de zozobra e incertidumbre entre la comunidad empresarial y turistica de esta ciudad de Guanajuato, ante la ola de extorsiones y amenazas contra ellos.
Al parecer y de acuerdo con las autoridades del ayuntamiento y del Gobierno de Guanajuato, los Carteles de Jalisco Nueva Generación y de Santa Rosa de Lima se disputan la plaza para convertirla en un centro distribuidos de drogas entre los habitantes y turistas que visitan San Miguel de Allende
De acuerdo con la comunidad empresarial de esta ciudad se dice que locatarios del centro de San Miguel de Allende fueron víctimas de extorsión por hombres que dejaron maletas con dosis de cocaína y marihuana, quienes les dieron 22 días para vender la droga.
Hasta el momento cinco bares ubicados en el primer cuadro de la ciudad han cerrado por temor a represalias dejando sin empleo a por lo menos 80 personas.
De forma anónima, comerciantes declararon que prefirieron cerrar sus negocios antes de que se cumpliera el plazo y sin dar aviso a las autoridades.
De acuerdo con algunos testigos, las maletas que fueron abandonadas con sustancias ilícitas fueron tiradas a la basura.
Los locatarios tienen miedo a que les ocurra lo mismo que a los comerciantes de Celaya, quienes fueron extorsionados y a quienes luego de acudir con las autoridades y manifestarse, les balearon los negocios y mataron a 4 personas.
Las autoridades de San Miguel de Allende confirmaron que locatarios del centro histórico de San Miguel de Allende, Guanajuato, denunciaron que han sido víctimas de extorsiones, pues hace tres semanas sujetos dejaron maletas que contenían dosis de cocaína y marihuana con notas donde les daban 22 días para vender la droga.
Por miedo, cerraron cinco cantinas, ubicadas en el primer cuadro de la ciudad.
De manera anónima, por miedo a represalias, comerciantes declararon que prefirieron cerrar sus negocios antes de que se cumpliera el plazo que venía en la nota escrita a mano en una hoja de libreta, el cual en algunos casos era de hasta un mes.
Por el temor tampoco han denunciado a las autoridades y sólo optaron por tirar a la basura las bolsas con las sustancias ilícitas y cerrar sus negocios. Al menos 80 personas que trabajaban en dichos sitios perdieron su empleo.
Los locatarios refirieron que no han presentado las denuncias correspondientes por miedo a que les ocurra lo mismo que a los comerciantes de Celaya, quienes el pasado viernes 2 de agosto, también fueron víctimas de extorsiones; el lunes 5 se manifestaron en la presidencia municipal y horas más tarde les balearon tres negocios y mataron a cuatro personas.
Las cinco cantinas que permanecen cerradas en el centro histórico de San Miguel de Allende se ubican en las calles Canal, Hidalgo, Mesones, Insurgentes, Hernández Macías y Relox, por donde transitan gran cantidad de turistas nacionales y extranjeros.

También te puede interesar

Deja un comentario