Noticia

Van Gogh llega al Museo de Bellas Artes de Houston

Colaboración Especial / Inversión Turística

Pocos artistas han dejado una huella tan completa de su trabajo y su vida como Vincent van Gogh (1853-1890).  En marzo de este año, el Museo de Bellas Artes, Houston (MFAH por sus siglas en inglés) presentará Vincent van Gogh: His Life in Art, una exhibición que muestra los pasajes más importantes en la vida del pintor desde sus primeros bocetos hasta sus pinturas finales, relatando su búsqueda por convertirse en artista. His Life in Art, presente en el Museum of Fine Arts Houston, con más de 50 retratos, paisajes y naturalezas muertas, estará abierta al público a partir del 10 de marzo hasta el 27 de junio 2019.

Una gran colaboración entre el Van Gogh Museum, Ámsterdam y el Kröller-Müller Museum, Otterlo, que en conjunto poseen la colección más grande del trabajo del pintor en el mundo, permitió el préstamo de piezas a Houston. “Esta exhibición ofrecerá a los visitantes un vivo retrato de la evolución de Van Gogh como artista,” comentó Gary Tinterow, director del MFAH, “Estamos agradecidos con los museos Van Gogh y Kröller-Müller por facilitar las obras de arte, que rara vez salen de sus colecciones, para esta presentación exclusiva en Houston.”

“Los relatos de la historia de Van Gogh tienden a enfocarse en sus últimos años y en su muerte,” comentaron David Bomford, curador de la exhibición y presidente de la junta directiva del Departamento de Conservación, y Audrey Jones Beck, curadora del Departamento de Arte Europeo del MFAH. “Pero hay una rica y compleja narrativa que empieza mucho antes, definida por el impulso de Van Gogh de convertirse en artista”, agregaron.

Esta exhibición está acompañada de un catálogo ilustrado que resalta los 50 dibujos y pinturas, principalmente del Van Gogh Museum, Amsterdam y Kröller-Müller Museum, Otterlo.

Resumen de la Exhibición

La exhibición explora los primeros años de Vincent van Gogh como artista en la aldea holandesa de Nuenen de 1883 a 1885; su renovada inspiración surgida de la convivencia con sus compañeros artistas y la vida citadina en París; más adelante, su desarrollo en Arlés en donde pintó una serie de paisajes y retratos vibrantes y por último, su inspiración en la naturaleza, reflejada en las pinturas que creó hacia el final de su vida en Saint-Rémy y Auvers. Además, reproducciones de las cartas de Van Gogh construirán la narrativa de la vida del artista. Incorporadas a través de la exhibición, las cartas trazan la ruta de sus esfuerzos por convertirse en un reconocido pintor en París, su anhelo de vivir entre una comunidad de artistas y la lucha interna con sus relaciones personales y su salud mental.

Los primeros años como artista

Vincent van Gogh se convirtió en artista a los 27 años, tomando la pintura en 1881 después de varios intentos fallidos como vendedor de arte, maestro, vendedor de libros, y ministro. Su hermano, Theo, lo animó a concentrarse en el dibujo, motivando a Van Gogh a desarrollar su técnica y a conectarse con otros artistas. En gran parte fue auto didacta y sus primeros trabajos reflejan su inclinación hacia el realismo, así como un interés por transmitir las condiciones físicas y psicológicas de sus temas.

Su desarrollo como pintor continuó, produciendo escenas de granjas en la aldea de Nuenen, siguiendo los pasos de admirados artistas como Jean-François Millet. Estudió cada faceta de la vida rural enfocándose en reflejar, a través de la pintura, la dura realidad de los trabajadores del campo en lugar de idealizarlos. Tres de los estudios de Van Gogh para “Los Comedores de Papas” (The Potato Eaters, 1885), su primera pintura importante y una de las más conocidas, serán parte de esta exhibición, así como bocetos de la vida diaria de los aldeanos. Los trabajos de Van Gogh de su tiempo en Nuenen también presentan la antigua torre de la iglesia que pintó como tributo a aquellos que descansaban para siempre en los campos que habían plantado.

En búsqueda de renovación

En noviembre de 1885, llegó a Amberes para inscribirse en la academia de arte y tomar clases de dibujo, eventualmente cambiando su enfoque para convertirse en retratista. Poco después se fue a París, donde encontró renovada inspiración mientras que su amistad con Emile Bernard y Henri de Toulouse-Lautrec marcó una importante influencia en su trabajo. Esta sección presenta un retrato de Agostina Segatori, la dueña del Café du Tambourin, un lugar de reunión de artistas parisinos que Van Gogh frecuentaba. En París, también descubrió inspiración en las xilografías japonesas que había empezado a coleccionar, reflejada en los contornos acentuados, cortes dramáticos y contrastes de colores en algunos de sus trabajos.

Luz y color en el sur

Después de dos años en París y cansado de la vida de la ciudad, añorando los paisajes japoneses que tanto admiraba, Van Gogh se mudó a Arlés en el sur de Francia con la esperanza de encontrarlos. Con su retorno a la vida del campo, Van Gogh desarrolló un estilo propio, caracterizado por pincelazos largos y rítmicos con capas gruesas de pintura en colores cada vez más brillantes. Inspirado por la luz brillante y los colores del sur de Francia, pintaba campos de trigo, viñedos y retratos vibrantes. Algunos meses difíciles siguieron, una crisis personal lo llevó a cortarse una oreja y a eventualmente admitirse en un hospital psiquiátrico en Saint-Rémy en mayo de 1889. Still Life with a Plate of Onions fue una de las primeras pinturas que Van Gogh completó al regresar a casa después de ser atendido por su incidente de la oreja.

En mayo de 1890, Van Gogh dejó la institución en busca de la atención del doctor Paul Gachet, recomendado por la pintora Camille Pissarro. Pasó sus últimas semanas pintando paisaje tras paisaje, incluyendo Campo de Trigo (Ears of Wheat) en junio de 1890, uno de sus últimos trabajos incluidos en la exhibición del MFAH. Van Gogh se suicidó el 27 de julio de ese año.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: