Noticia

Museo de la Amistad México-Cuba, sitio obligado a visitar en Tuxpan, Veracruz

Museo Casa de la Amistad México-Cuba

 

*Fidel Castro el Che y otros jóvenes, preparaban ahí la revolución socialista hace 46 años

Redacción

 

Una de las riquezas culturales de Veracruz, es el Museo de la Amistad México-Cuba, ubicado en Santiago de la Peña, Tuxpan; el cual es un inmueble que “adquirieron los expedicionarios cubanos pertenecientes al Movimiento 26 de julio y su líder máximo, Fidel Castro Ruz, con el objetivo de llevar un grupo de hombres entrenados militarmente para comenzar la lucha armada en las montañas de Oriente contra la dictadura de Fulgencio Batista”.

De acuerdo con información del propio museo, desde este municipio, zarpó el yate Granma hacia Cuba, con sus 82 expedicionarios, el día 25 de noviembre en 1956 y atracó siete días después, el 2 de diciembre, en costas orientales de Cuba.

Luego, en 1976 el Gobierno de Veracruz la confiscó y durante la visita de Fidel Castro, el 4 de diciembre de 1989, el gobierno la cede a la comunidad y la inaugura como museo.

Este sitio incluido en diversas rutas turísticas dentro del estado, permite a los visitantes, ver la exhibición de una serie de objetos, bustos, y documentos relacionados con la Revolución Cubana, entre los que destacan una réplica del uniforme verde olivo del comandante Fidel Castro, además de una gorra original y numerosas fotografías en las que aparecen el líder de la Revolución Cubana, su hermano Raúl, Ernesto Che Guevara y los revolucionarios que participaron en la expedición.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los turistas pueden recorrer tres salas, una de ellas “Audiovisual Ernesto Che Guevara” adaptada para la proyección de películas y documentales, un salón  polivalente, y biblioteca en donde se ofrece apoyo a servicios de investigación y visitas guiadas, incluso en periodo vacacional de verano hay cursos para niños, según información del museo.

Según autoridades del Ayuntamiento local este museo fue remodelado con motivo de la celebración del 55 Aniversario de la partida del Yate Granma hacia Cuba, con una inversión bipartita del gobierno federal y estatal con el interés de transformarlo en un Centro Cultural de talla nacional e internacional; iniciativa impulsada por el gobernador municipal Alberto Silva Ramos (2011-2013), quien expresó “el será renovado totalmente, para convertirlo en un verdadero espacio cultural, y que sea el reflejo permanente del hermanamiento entre Tuxpan y Cuba”.

De ahí la importancia de visitar el lugar, pues ahí se encuentran los testimonios de la presencia de los guerrilleros que derrocaron el régimen del dictador Fulgencio Batista, en una bodega donde los insurgentes hicieron planes y guardaron las armas que compraron de manera clandestina.

El material que exhibe el museo relata que el estadunidense Robert B. Erickson vendió el Granma al movimiento revolucionario, a condición de que también le comprara una casa en dos mil dólares, en la cual se acopiaron armas que los rebeldes adquirieron en la armería de Antonio del Conde, apodado El Cuate, quien además intervino en la transacción por el yate, que costó 15 mil dólares a los simpatizantes de Fidel Castro.

A orillas del río Tuxpan, en la comunidad pesquera Santiago de la Peña, el museo también tiene fotografías de Castro en el presidio Modelo, ubicado en la isla de Pinos, en Cuba, después del asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953; así como varias imágenes sobre su exilio en México y de cuando estaba preso en la cárcel migratoria de la calle Miguel Schultz.

Los visitantes pueden observar en el exterior del cuarto donde los cubanos guardaban parte de su armamento, que actualmente sirve de biblioteca, hay un mural alusivo a la salida de Fidel Castro a Cuba. En el patio se encuentra una estatua de José Martí, apóstol de la Independencia de Cuba, que parece vigilar la casa museo. Se exhibe también una pequeña maqueta del Granma.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: