Noticia

Chacchoben, atractivo cultural y turístico en Chetumal

*Destaca Kultur 2018 yacimiento arqueológico maya

 

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

 

Uno de los atractivos turísticos de Chetumal, capital y sureste de Quintana Roo, que se destacó en los trabajos de la XVII edición del Foro Nacional de Turismo y Cultura, (Kultur) 2018, fue la zona arqueológica Chacchoben, que quiere decir, “lugar del maíz colorado”, de origen maya y que cuenta con tres estructuras colosales.

Con la presencia de Fernando Martí, director del Foro Nacional de Turismo, se realizó una visita guiada a estas ruinas mayas que datan del periodo clásico; es decir entre el año 200 y 300 después de Cristo, y que ofrecen al turista una experiencia de contacto con la naturaleza al tiempo que se le brinda información cultural.

Diana García Reyes, guía de turistas certificada por la Secretaría de Turismo (Sectur), explicó que luego de diez años de intenso trabajo de restauración de los asentamientos mayas, el lugar fue abierto al público en 2002, para que los visitantes pudieran admirar los hallazgos con los que trabajaron especialistas y miembros del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante el recorrido García Reyes, expuso de acuerdo con los especialistas las ruinas en algún momento tuvieron uso ceremonial, y destacó que quienes visiten el lugar pueden observar claramente que las estructuras son sólidas, “pues no tienen cavernas, cuartos o tumbas en su interior, como sucede con algunas otras”.

Es aquí, dijo, donde se refleja el pensamiento maya ya que “la construcción más alta que se alberga en la zona mide 22 metros y la más grande pudo tener en su momento 108 metros de ancho, 112 de largo y 10 de altura, en la cual aún se puede ver una inscripción jeroglífica”, es así entonces que entre más elevadas fueran las construcciones más se acercarían a los dioses, pues la teoría dicta que los adorados venían de las montañas, explicó a los asistentes.

Cabe destacar que alrededor del yacimiento arqueológico maya se mantiene una extensa vegetación, además aún se conserva la construcción de la mayoría de las estructuras que conforman el núcleo del asentamiento, que comprende alrededor de 70 hectáreas, en donde se ubican conjuntos arquitectónicos de carácter público con diferentes funciones cívicas, religiosas y administrativas.

Se explicó que construido en sus inicios bajo los patrones estilísticos del Petén, el sitio continuó su crecimiento y desarrollo por 500 años más, en los cuales desarrolló el estilo arquitectónico que lo caracteriza y en el cual, se entremezclan rasgos de los estilos Río Bec y Chenes, debido probablemente a su ubicación estratégica. Posteriormente experimentó un posible decaimiento poblacional y un virtual abandono, que ocasionó el cese constructivo de edificios de carácter público, aunque es factible que este abandono no fuera generalizado en toda el área.

Finalmente, en el período Posclásico tardío (1200 -1450 d.C.), se rehabilitaron algunos espacios cívicos y religiosos, lo que pudiera indicar un repoblamiento al menos parcial. Las únicas dos estelas con inscripciones jeroglíficas encontradas a la fecha, resultan ilegibles debido a su deterioro, por lo cual solo se puede asumir, por el momento, que Chacchoben era un sitio importante vinculado a alguna capital regional mayor, situación que bien pudo cambiar en el tiempo durante el cual el sitio permaneció habitado.

Es de mencionar que este atractivo turístico cultural se ubica a nueve kilómetros de la desviación existente en la Carretera Federal no. 307 Chetumal-Cancún y en el margen izquierdo de la Carretera Federal no.  297 conocida como “vía corta” a Mérida. La entrada al sitio se encuentra cinco kilómetros al noroeste del poblado de Lázaro Cárdenas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Existe un área de servicios a cargo del ejido de Chacchoben, que incluye sanitarios, información turística, venta de artesanías, bebidas y alimentos ligeros. La taquilla se encuentra a cargo del INAH. El visitante debe cubrir una cuota adicional por el uso del estacionamiento.

Asimismo los visitantes pueden acudir de lunes a domingo de 08:00 a 17:00 horas (último acceso a las 16:30 horas) y cubrir la cuota de acceso por 60 pesos, de acuerdo con información proporcionada en las taquillas del lugar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: