Noticia

Preparando las operaciones hoteleras para el futuro y abordando las nuevas realidades de las relaciones con el huésped

 

Por John-Michael Jenkins

Director, Product Marketing, Hospitality, Amadeus

 

La flexibilidad es un rasgo definitorio para cualquier gerente general (GG) exitoso en la industria hotelera de hoy. Al igual que sus predecesores, los mejores GGs de la actualidad tienen buen ojo para los detalles y un talento excepcional para la solución de problemas sobre la marcha. Pero la industria está cambiando y creando retos para lograr los objetivos relacionados con las experiencias de los huéspedes, con autonomía del equipo y ejecución impecable. Esta es la base de nuestro e-book, Hotel Management 2020: The Guide to Future-Proofing Operations to Drive Revenue and Address the New Realities of Guest Relations.

A pesar de los desafíos, los GGs que se proyectan al futuro reconocen que este es un momento de grandes oportunidades sin precedentes. La industria en su conjunto está fuerte y saludable, y nuevos competidores con modelos de negocio disruptivos, como Airbnb y HomeAway, parecen estar creciendo junto a los hoteles tradicionales, en lugar de simplemente quitar participación en el mercado.

Este e-book analiza cómo estos temas del cambio, el desafío y la oportunidad influyen en áreas claves para cualquier hotel: reservas, operaciones, ventas y catering, mantenimiento, instalaciones, limpieza y servicio de habitaciones. En cada área, muestra a los GGs cómo las opciones de tecnología adecuada les pueden permitir administrar los costos sin sacrificar la ejecución impecable ni comprometer la experiencia del huésped. Por último, ofrece pasos útiles a seguir que un GG puede tomar para obtener estos beneficios para sus propios hoteles.

Esto parece ser una interesante manera de comenzar una discusión sobre el futuro de la gestión hotelera, un tema en el que se espera que la tecnología tenga un papel destacado. Sirve, sin embargo, para recordarnos que los GGs y los hoteles exitosos todavía ponen a las personas en primer lugar, creando experiencias excepcionales para los huéspedes y capacitando a sus equipos para ofrecer esas experiencias.

La tecnología de hecho juega un papel importante en el logro de estos objetivos. Pero ese papel se basa ante todo en la ejecución impecable: eliminando las fuentes de fricción en la organización hotelera, cuando se recibe la información correcta en el lugar correcto y en el momento adecuado; liberando el personal para centrarse en actividades de alto valor; y ofreciendo a los huéspedes una experiencia que anticipe y responda a sus necesidades a cada momento.

Todos, hasta cierto punto, debemos repensar cómo definir y ejecutar nuestros objetivos de negocio, una situación que aporta a los GGs pioneros y verdaderamente innovadores las mejores ventajas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: