Noticia

“Aventura del Café”, nuevo concepto turístico de Turibus-Turitour

*Muestra la cultura cafetalera en la franja veracruzana con turismo de aventura

 

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

 

Grupo ADO a través de Turibus, en su constante trabajo para crear nuevos circuitos turísticos que incorporan la historia, cultura, tradiciones y el folclor mexicano, y por supuesto con un paso adelante en la vanguardia; diseñó la ruta “Aventura del Café”.

Distinta a la ruta “Sierra del Café”, operada también por Turibus-Turitour, este nuevo producto además de ofrecer las maravillas de Veracruz, más que un viaje, es un concepto turístico que incluye la experiencia sensorial en la cultura del aromático combinado con turismo de aventura; ya que adiciona actividad de rafting.

Por lo que Turibus-Turitour, líderes en ofrecer experiencias diferenciadas a turistas nacionales y extranjeros, y pioneros en realizar rutas especializadas en la CDMX, Mérida, Puebla, Veracruz y Cancún, muestran en “Aventura del Café” el potencial de la franja veracruzana, “se trata de vivir la experiencia del café, disfrutar su aroma, conocer esta parte de México, aún desconocido para muchos”, dijo Luis Eduardo Ros, Consultor especializado en Turismo.

“Ofrecer al mercado de la CDMX, el más importante del país, y estados circunvecinos que suman 30 millones de viajeros, las atractivas actividades, similares, pero mejores que las de tienen otros países como Colombia, Costa Rica, Guatemala y Panamá, e incluso algunos de África”, agregó el también impulsor de “Aventura del Café”.

Esta nueva ruta, la cual prevé Turibus anunciarla oficialmente el próximo 15 de julio, comprende la visita a las ciudades de Xalapa, Coatepec y Jalcomulco, en dos días y pernocta en Hoteles Misión; así como la práctica de rafting en el Campamento México Verde Expediciones.

“Aventura del Café” inicia su recorrido en el punto de reunión emblemático del Turibus-Turitour situado a las afueras del Auditorio Nacional en la CDMX a las 8:00 de la mañana, para dirigirse a la primera parada: el restaurante Asadero 100, de gran tradición en Xalapa, Veracruz; para degustar comida típica del lugar en un ambiente familiar, en un espacio que conserva su esencia y guarda en sus paredes sus historias, sabores y logros particulares.

Antes de llegar a esta comida, el guía certificado de Turitour Fermín Ramírez, da la bienvenida a los turistas que se predisponen a conocer la cultura cafetalera con “aventura”, les indica los detalles del tour con entusiasmo y conocimiento, pues “cada guía que se contrata es originario del lugar y tiene vocación por el turismo”, dijo a Inversión Turística, Víctor Cortes, Gerente General de Turibus, en la celebración del 15 Aniversario de la empresa.

Por lo que no hay duda que en compañía del guía, los viajeros disfrutarán más de su viaje, ya que se les va informando sobre las actividades siguientes, así como datos generales del destino, y hacer una experiencia inolvidable.

La segunda parada es visita al Museo de Antropología de Xalapa, el segundo más importante en su género en Latinoamérica –después del Nacional de Antropología de la Ciudad de México- que resguarda 29 mil piezas arqueológicas, de las cuales sólo están en exhibición mil 300.

Néstor Roldán Alcántara, guía especializado del museo explica a los visitantes en el recorrido de hora y media, los detalles de las piezas más significativas pues posee 13 mil metros cuadrados de construcción, 9 mil metros cuadrados de exposición, más las áreas verdes.

El recinto muestra testimonios de las culturas Olmeca, Totonaca y Huasteca (principalmente del Golfo de México) y la majestuosidad de las siete Cabezas Olmecas que se encuentran en este lugar, y lo mejor: ¡que las piezas son originales!

La tercera parada es conocer el proceso del café, de la mata a la taza, en la finca “La Mata” en el Pueblo Mágico de Coatepec, ahí se hace un recorrido para ilustrarse acerca del cultivo, cosecha y proceso del café, donde se explica por qué el tostado del aromático es de suma importancia para degustar un café en su punto.

la mataHermosa arquitectura de estilo europeo que data del siglo XIX y que fuera terminada en 1896 por su entonces propietario, el señor Antonio Murrieta Altamirano. En su época fue el beneficio de café más grande de América, y que hasta nuestros días conserva su maquinaria original.

Este museo de sitio es un lugar fuera de lo común, atractivo, en donde se obtiene una experiencia extraordinaria, el guía explica los más curiosos detalles en el proceso de la elaboración del café, incluso hasta se pueden romper mitos respecto a la bebida más consumida en el mundo.

La cuarta parada es lo más experimental para vivir lo sensorial de la aromática, se llega a la finca “De Don Silvano”, caminando por un bosque de niebla, el escenario es el contacto directo con la naturaleza, el olor es lo húmedo de los árboles, la flora y la neblina, y el sonido es el agua del río que cruza en el camino.

Una vez que se llega a la finca “De Don Silvano”, la directora de Tour del Café Tania Bonilla abre las puertas y recibe amablemente a los visitantes y cuenta brevemente la historia del café y cómo fue que llegó a América y a México, teniendo su introducción obviamente por el puerto de Veracruz hace más de 200 años.

Y sin más preámbulo, inicia la cata: una apertura de los sentidos, principalmente el del gusto y el olfato para saborear un gran café; en la mesa están cuatro vasitos que representan los diferentes sabores (dulce, salado, ácido y amargo) y de los cuales la “papilas gustativas” detectan en un lugar específico de la lengua. Una vez ensayado el gusto se procede a servir el agua caliente en una taza donde previamente tiene una cucharada (aprox) de café; el agua debe estar a punto de ebullición y el café se debe tomar bien caliente, a unos 70º C; así que sirve el agua y se forma una capa espumosa hasta arriba, la cual quitamos con una cuchara.

Enseguida se descubre el plato para hacer el maridaje en el que se encuentra servido una galleta, dátiles, higo, almendra y chocolate…la forma correcto de la cata es haciendo un veloz “sorbo” al café, aunque el manual de Carreño diría que eso es de mala educación. La primera en degustar fue la galleta al mismo tiempo que el café, y así le siguieron cada uno; con todos se siente un sabor diferente, desde lo más dulce, floral, maderable entre otros.

Así, se experimenta un maridaje de café y comida con un pambazo de anís mojado en una salsa de café relleno de requesón preparado y tocino caramelizado también en café, acompañado de un mojito con arándano.

Como segundo tiempo fue una gorda tapada rellena de frijol, típica veracruzana, con una salsa chipotle, carne de cerdo con plátano y cebolla caramelizada en café, acompañada de una soda italiana de durazno con café.

Y como tercer tiempo, un pan de almendra bañado en salsa de naranja y acuyo –mejor conocida como hoja santa-, con sorbete de naranja y vainilla, preparado de drimer de café, explica la chef Tania Bonilla.

Al finalizar el día, se pernocta en el hotel Misión-Xalapa, un edificio colonial lleno de historia, con una hermosa vista del Pico de Orizaba y el Cofre de Perote.

En el segundo día de “Aventura del Café”, el guía de Turitour se dirige con sus visitantes al Campamento México Verde Expediciones, en Jalcomulco, para realizar  ¡el rafting!, propio del turismo de aventura, que combina adrenalina y medidas de seguridad para disfrutarlo al máximo.

Una vez en el poblado de Jalcomulco, el autobús de Turibus se dirige a las instalaciones de México Verde Expediciones en donde los anfitriones del segundo día del tour, explican a los viajeros las medidas de seguridad, el proceso de ingreso, y por supuesto la llegada al río Pescados para hacer el rafting en un recorrido de 12 kilómetros, con un tiempo promedio de dos horas y media.

Es importante destacar que México Verde Expediciones, ha sido reconocida con distintivos internacionales, es pionera en turismo de aventura, y ha sido llamada “destino rey” para experimentar el rafting.

Este deporte consiste en descender por rápidos con mucha atención exigiendo a los brazos, el abdomen y la espalda dar lo mejor de sí para remar varios kilómetros.

Mientras las piernas y los pies se aferran a las hendiduras de la balsa, los aventureros echan mano de su buen humor para disfrutar los baños de agua fresca y hasta una eventual caída a la corriente del río.

Los aventureros instalados en su balsa con el chaleco salvavidas de alta flotación y el casco puestos tienen que aprender hasta cómo voltear la balsa en caso de que todos caigan al agua.

Se parte del campamento hacia una sección del río Pescados, cuyos rápidos son clase III y IV (para intermedios y avanzados), para descender hasta la comunidad de Apazapan, situada a unos seis kilómetros de Jalcomulco.

Tan pronto el bote está en el agua los aventureros comienzan a remar al grito de “¡Adelante!”, siguiendo las instrucciones de Irving, quien sentado en la parte posterior marca el ritmo y la dirección.

Ulises, otro de los guías va marcando el camino en un kayak. Antes de llegar a las primeras olas baña al grupo con su remo. El agua está heladísima, pero a medida que se avanza ya no se siente el  frío, sino la emoción y el encanto del paisaje que se observa alrededor junto con la fauna que observa de lejos a los aventureros.

En un intermedio se orillan las balsas para recuperar fuerzas, los guías ofrecen mangos dulces, recién cortados de los árboles, agua, sandía, jícama y un chocolate para la recuperación.

Balsas-galeriaLa temporada para practicar rafting en Veracruz comienza a finales de mayo y se extiende hasta mediados de octubre. Aventurarse en época de lluvias tiene mayores beneficios: el caudal aumenta, la experiencia es más emocionante y hasta más segura, ya que en caso de caer al agua hay menos riesgo de golpearse con las piedras, dicen los expertos.

Los visitantes deben hacer gala del equilibrio para no caer al agua en los rápidos la Bruja Blanca, El Científico, El 22, El Chicago, La Cueva, y el que requiere de más intrepidez, El Huevo; entre otros.

Además de que se hacen varias paradas para nadar y refrescarse, una de ellas es la llamada “La Piedra del Sacrificio”, para que los más aventureros se lancen en un calvado tipo “La Quebrada de Acapulco”.

mexico verde

Ya de regreso a las instalaciones México Verde Expediciones, los anfitriones reciben a los turistas con una comida típica mexicana, para después regresar a la Ciudad de México y terminar con la experiencia sensorial y de aventura que ofrecerá Turitour, en su labor por consolidar el turismo nacional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: