Empoderamiento femenino en turismo (OPINIÓN)

Por: Rosa Isela García Pantoja / Consultora y Empresaria del Sector Turístico

En la actualidad es una palabra que está de moda, pero muy pocas mujeres saben realmente el significado, la preparación y responsabilidad afectiva.

El Empoderamiento Femenino es un proceso que va adquiriendo la mujer a través de diferentes etapas de su vida, al mismo tiempo adquiere habilidades para su fortalecimiento, aumentar su potencial creativo y liderazgo acompañado de una mejor posición y responsabilidad social.

Este tipo de mujer se caracteriza:

Por ser un referente en el sector donde desarrolla todo su potencial, capacidades, confianza, seguridad en sí misma basado en sus logros personales, profesionales con su gran visión de innovación.

De esta manera puede influir, motivar por sus acciones que la avalan por su gran conocimiento, inteligencia y astucia femenina con autoridad para llevar a cabo su propio estilo de liderazgo.

Su principal fortaleza se basa en el equilibrio de su vida profesional y personal esto le da más poder para influir en su entorno al convertirse en un referente importante ya que sabe comunicarse de manera empática, con la sociedad; por esta razón cuenta con un respaldo para negociar, persuadir logrando sus objetivos con argumentos bien sustentados.

Abraza la vida, no teme decir las cosas como son, su confianza la hace sexy, su conocimiento es su poder, su equilibrio emocional es su atracción, su sensualidad y seducción está en el arte de amar.

Sabe que es muy importante el cuidado de su salud, física, mental, espiritual, para poder amar, primero tiene que amarse a sí misma para luego compartirlo con los demás, aprendió durante el camino a soltar y dejar fluir, evolución y conocimiento.

La educación, capacitación es indispensable en su día a día de esta manera va adquiriendo más habilidades y dominios en diferentes rubros, se convierte en su estilo de vida.

El empoderamiento femenino debe verse como un modelo de desarrollo económico, social, cultural con crecimiento en forma vertical, no horizontal para abrir los caminos más allá de los frenos invisibles y culturales con respecto a los varones.

Es el equilibrio indispensable para lograr la paridad de género que requieren las sociedades modernas de hoy.

Sin necesidad de desvirtuar con otros actos que pierden el objetivo real y su razón de ser.

Cuando la mayoría de las mujeres se liberen primero de ellas mismas, será el comienzo del empoderamiento femenino real que traerá grandes cambios a la civilización y humanidad, de esta manera podrán compartir sus propias historias y todos formaremos partes de ellas.

                               “EL LIDERAZGO FEMENINO”

No es la masculinización del poder, o vestirse como varón

Es la habilidad e inteligencia al manejar las relaciones personales.

Ser honesta, justa, tomar las decisiones con aplomo, sin perder nunca la elegancia al vestir coquetería y sensualidad.

También te puede interesar

Deja un comentario