EU abre frontera a viajes no esenciales el 8 de noviembre; estas son las condiciones

Redacción / Inversión Turística

Estados Unidos reabrirá sus fronteras terrestres y aéreas a los pasajeros internacionales vacunados con el esquema completo, a partir del próximo 8 de noviembre, informó Kevin Muñoz, portavoz de la Casa Blanca, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Por lo que se habilita el ingreso desde países hasta ahora vedados -los miembros de la Unión Europea, Brasil y Reino Unido, entre otros- pero excluye a las personas no vacunadas que hasta esa fecha podrán ingresar a EEUU con un PCR negativo y, entre otras cosas, vacunarse en territorio estadounidense.

«La nueva política de viaje que exige vacunación para los viajeros extranjeros a EEUU comenzará el 8 de noviembre. Este anuncio y la fecha se aplican tanto a los viajes internacionales aéreos como los terrestres», agregó.

Desde el 8 de noviembre, los extranjeros que quieran entrar a Estados Unidos para visitas consideradas no esenciales, como el turismo o la mayoría de los encuentros familiares, podrán hacerlo por las fronteras áreas o terrestres, siempre que cuenten con la pauta de vacunación completa.

También podrán hacerlo los viajeros internacionales que estén vacunados y que vuelen desde los países sometidos hasta ahora a restricciones de viaje por la pandemia, una lista que incluye a los Estados europeos del espacio Schengen, además del Reino Unido, Irlanda, Brasil, China, Irán, Sudáfrica e India.

Estados Unidos aceptará todas las vacunas que hayan sido autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluidas la Sinovac y Sinopharm –muy empleadas en América Latina-, aunque no la Sputnik V que no ha sido homologada por la FDA, ni la OMS ni la EMA europea, ni la CanSino china, también empleada en México.

EEUU aceptará viajeros vacunados con Sinovac pero no con Sputnik V. Los viajeros internacionales completamente vacunados no deberán cumplir cuarentena una vez llegan a territorio estadounidense, pero sí deberán facilitar datos de contacto para permitir el rastreo en caso de contagio.

Por su parte, los estadounidenses no vacunados deberán presentar un test negativo un día antes de su salida, y volver a someterse a la prueba una vez en Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anuncio que las medidas también aplicarán a las entradas marítimas con ferry. Las fronteras terrestres con México y Canadá llevan cerradas desde marzo de 2020, coincidiendo con el estallido de la pandemia y todavía con Donald Trump de presidente.

El plan para abrir esas fronteras terrestres consistirá de dos fases. La primera entrará en vigor en noviembre y requerirá la prueba de vacunación para los viajes considerados “no esenciales”, como el turismo o las visitas. La segunda será en enero de 2022, en la que la prueba de vacunación será obligatoria para todos los pasajeros.

“Este enfoque por fases proporcionará tiempo suficiente para que los viajeros esenciales, como camioneros y otros, se vacunen, permitiendo una transición fluida a este nuevo sistema”, aseguró el funcionario de la Casa Blanca.

Este sistema funcionará en los puertos legales de entrada, por lo que “cualquier extranjero que trate de ingresar a Estados Unidos de manera irregular (…) estará sujeto a las restricciones fronterizas, incluida la expulsión”, enfatizó otro funcionario.

La Casa Blanca y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aún trabajan para determinar qué documentación se requerirá para demostrar el estado de vacunación.

Los agentes fronterizos serán los encargados de verificar la documentación en el momento del ingreso a Estados Unidos.

También te puede interesar

Deja un comentario