Ofrece AMLO avión presidencial a Aeroméxico durante reunión

Lino Calderón / Inversión Turística

Tras más dos años de intentar vender el avión presidencial TP-01 “José María Morelos y Pavón”, que se adquirió en la administración de Felipe Calderón, el presidente Andrés Manuel López Obrador se la ofreció a Aeroméxico.

Al celebrar que la aerolínea ha podido sortear los problemas financieros que le detonó la pandemia, el mandatario afirmó que tuvo una reunión con directivos de la empresa, junto con los de Delta, socia de Aeroméxico.

“Aproveché para ofrecerles el avión, que lo administre Aeroméxico y que lo puedan usar para viajes ejecutivos o fiestas. Lo están pensando y otros posibles clientes con el propósito de que ya resolvamos lo de este avión”, dijo el mandatario.

“Estuvieron aquí en Palacio, platicaron conmigo los de Delta, El directivo principal, los directivos de Aeroméxico, los del fondo de inversiones y el propósito es de que esta empresa siga llevando el nombre de México a todo el mundo y que siga siendo manejada, administrada por mexicanos, eso fue lo que tratamos en la reunión, y la verdad el director, gerente de Delta, una persona de primera, de las gentes que le tienen confianza a México, que quieren a nuestro país, entonces ahí aproveché para ofrecerles el avión (presidencial)”, dijo.

“Que lo administra Aeromexico, si lo deciden, y que lo puedan usar para viajes de ejecutivos o fiestas, porque hay la costumbre de que hay matrimonios que se casan en algún lugar en algún lugar del Caribe y va la familia, y van invitados y para eso pudiera utilizarse el avión”, comentó.

“Lo están pensando y pues ahora que me están escuchando a lo mejor lo van a pensar más y otros posibles clientes para el avión con el propósito de que ya resolvamos lo de este avión”, añadió.

El primer mandatario explicó que en su proceso de reestructura, Aeroméxico tiene una buena asociación con la aerolínea Delta.

En su conferencia matutina, comentó que a su gobierno le ha costado vender la aeronave, pues es un avión único. Además, enfatizó que sale más barato tenerlo en tierra y darle mantenimiento que ocuparlo.

“Es muy lujoso, extravagante, lo hicieron a la medida, no es un avión hecho en serie , entonces cuesta trabajo venderlo. Nos está costando trabajo venderlo. Aún teniéndolo en tierra y pagando el mantenimiento para que esté siempre en condiciones y no se deteriore, ahorramos teniéndolo en tierra y pagando el mantenimiento”, dijo.

López Obrador señaló que aproximadamente se gasta 6 millones de pesos en viajes al año, cuando solo en internet para el avión erogaron 7 millones de pesos en un viaje del gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto.

“Nos sale mejor (tenerlo en tierra), porque si lo usáramos, nos costaría mucho el traslado. Todos los fines de semana y con todo y la ayudantía nos debemos de gastar en pasaje como 50 mil pesos de ida y vuelta a la semana. Pónganle 500 mil al mes, y al año 6 millones. Ese avión en el último viaje que hizo el presidente Enrique Peña Nieto de México a Argentina, se gastaron 7 millones sólo por servicio de internet”, reprobó.

El titular del Ejecutivo enfatizó que busca vender el avión presidencial sin malbaratarlo y recordó que el evalúo lo cotizó en 2 mil 500 millones de pesos.

También te puede interesar

Deja un comentario