Volaris fija postura respecto a posible degradación de EU a la seguridad aérea de México

Redacción / Inversión Turística

La Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos podría rebajar la calificación de seguridad aérea de México en los próximos días; es decir, prevé degradar a Categoría 2, lo que complicará los planes de las aerolíneas en Estados Unidos.

Respecto al eventual ajuste de categoría a la calificación IASA de México, por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos de América (FAA), Volaris quiere puntualizar lo siguiente:

Seguimos operando bajo los más estrictos estándares de seguridad y calidad, en favor de nuestros diversos grupos de interés, así como de la recuperación de la industria.

En el programa de Evaluación de la Seguridad de la Aviación Internacional (IASA, por sus siglas en inglés), la Administración Federal de Aviación audita periódicamente a las autoridades aeronáuticas pares para determinar si sus programas de supervisión cumplen con los anexos de la OACI. La decisión se trata de un asunto que concierne a las agencias regulatorias en México y Estados Unidos: la Administración Federal de Aviación (FAA) y la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), por lo tanto, Volaris tiene información limitada respecto al proceso en general. Nuestras certificaciones internacionales de seguridad permanecen sin cambios y apegadas a los más altos estándares y mejores prácticas de la industria.

Actualmente operamos 113% de la capacidad comparado con 2019. Los niveles de operación que tenemos en los Estado Unidos se mantendrán hasta que México recupere la categoría 1, sin afectación alguna para nuestros clientes. Como habíamos planeado, enfocaremos nuestros planes de crecimiento en el mercado nacional y el resto de los mercados en los que tenemos autorización de hacerlo.

La incorporación de aeronaves nuevas este año será bajo el Certificado de Operador Aéreo Mexicano, con el objetivo de servir y fortalecer el mercado nacional -manteniendo debidamente el servicio al mercado estadounidense-, así como expandir rutas hacia centro y Sudamérica.

La operación desde y hacia Estados Unidos está asegurada, excepto por el código compartido con Frontier, el cual representa únicamente 0.4% del índice de ocupación de nuestros vuelos. En caso de su eventual suspensión, Volaris protegerá a sus clientes para que puedan efectuar sus vuelos sin cambio alguno.

En caso de suceder el ajuste en la categoría de México, trabajaremos en conjunto con reguladores y autoridades para ayudar a que el país regrese a la Categoría 1 en el corto plazo.

“Volaris cree firmemente en las autoridades y en el enorme progreso logrado durante los últimos meses acerca de las observaciones hechas por la autoridad estadounidense. Agradecemos y reconocemos el esfuerzo en todos los niveles del gobierno para superar este proceso como una oportunidad de construir una mejor aviación en el país”, indicó la aerolínea.

Cabe estacar que esta sería la primera vez desde el 2010 que la seguridad aérea de México ha disminuido a Categoría 2. En aquella ocasión, la valoración duró cuatro meses.

También te puede interesar

Deja un comentario