OYO Latam recorta a su personal por crisis a causa del COVID-19

Redacción/ Inversión Turística

OYO Hotels inició su presencia en México en febrero de 2019, periodo en el que ha crecido hasta alcanzar las 650 propiedades en 170 municipios del país de los casi mil hoteles que administran en la región, y apenas en septiembre pasado designó a Ralf Wenzel como presidente de OYO Hotels para América Latina, el primero abocado a atender la región.

Este miércoles la compañía hotelera expuso que el COVID-19 es una crisis de salud sin precedentes que afecta en formas inimaginables y sin que haya una visibilidad clara sobre cuándo comenzaría una recuperación. Una de las industrias más duramente afectadas por esta pandemia ha sido la hotelera, con ocupaciones e ingresos, a nivel sector, en mínimos históricos.

Los confinamientos impredecibles, la interrupción en los planes de viaje y demás restricciones a ello asociadas han provocado que la industria turística y de la hospitalidad enfrenten un freno a gran escala en todo el mundo, por ello, en América Latina “las operaciones de OYO en esta región transitarán a un modelo de servicio exclusivamente digital para todos los socios hoteleros. Como resultado, Softbank Latam (SBLA) ya no estará implicado en las operaciones comerciales”.

OYO, como una de las startups hoteleras más jóvenes, aseguró que “todas las reservaciones existentes de los huéspedes serán respetadas durante esta transición y OYO continuará en contacto con sus socios hoteleros, huéspedes y demás actores de interés en los próximos días con mayor información sobre esta transición”.

“Desafortunadamente, este cambio en el modelo de servicio significa que OYO tendrá que despedirse de la mayoría de los miembros de su equipo, a quienes reconoce y aprecia por su gran labor. OYO cuenta con un equipo extremadamente talentoso y confía en que otras empresas tendrán la fortuna de contar con ellos. OYO está profundamente agradecido con todos sus colaboradores, quienes ayudaron a crear este negocio en América Latina desde sus cimientos y, conscientes del desafiante escenario, OYO se compromete a hacer que esta transición sea lo más humana posible”.

Cabe recordar que en septiembre de 2020, el entonces nuevo presidente para América Latina informó que no habría ajustes en la plantilla en México, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros mercados como Brasil, India o Reino Unido. Actualmente, el grupo cuenta con más de 300 empleados en la región.

“No prevemos ninguna reestructuración en OYO LATAM en el futuro cercano. En este momento consideramos que tenemos el tamaño adecuado para ser exitosos y cualquier posible ampliación o reducción del equipo dependerá totalmente de la recuperación de la industria de hospitalidad y turismo y de nuestra capacidad para influir en él”, dijo en su momento.

En 2020 OYO disponía en México de más de 16 mil habitaciones y ha atendido a más de 1 millón de huéspedes con hoteles con 30 habitaciones por alojamiento en promedio.

También te puede interesar

Deja un comentario