Empresas turísticas quebrarán y no podrán llegar al segundo semestre de 2021: CNET

Nadia Hernández Soto/ Inversión Turística

En materia turística «el año no se ve bien, no se ve una recuperación importante. Si nos comparamos con 2019 (antes de la pandemia) estaremos muy lejos en cuanto a los volúmenes que se requieren para no quemar caja. Estamos muy preocupados por la industria (…) puede tomar hasta cuatro años poder recuperarse», dijo Braulio Arsuaga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).

Las empresas turísticas van a seguir quebrando durante el presente año y las que sobrevivan continuarán quemando caja, advirtió el presidente del CNET, en conferencia de prensa junto con Francisco Madrid, director del Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur).

«Con las restricciones actuales de ocupación y operación, habrá muchas empresas del sector hotelero que probablemente no podrán llegar al segundo semestre de este año», agregó Arsuaga quien dio a conocer cifras del sector turístico al cierre de 2020, expectativas para 2021 y claves para la recuperación turística.

Una de las claves, es la conectividad aérea, pues consideró que la situación de Interjet y los retos que enfrenta Aeroméxico ponen en riesgo de manera significativa la conectividad de los destinos mexicanos. «Estos problemas son un riesgo de seguridad nacional», opinó Arsuaga.

La segunda clave plantea considerar el turismo como una actividad esencial y poner a los trabajadores del sector en los primeros lugares de los procesos de vacunación. Sin embargo, Arsuaga reconoció que «la vacuna representa una esperanza para el sector, pero no una solución a largo plazo».

La tercera señala la necesidad de acotar legal y normativamente el auge de la competencia desleal en la industria informal del alojamiento.

La cuarta consiste en el lanzamiento de la campaña «Ya te quedaste en casa, ahora sigue quedándote en México». La quinta señala la integración de paquetes de ayudas para las empresas por parte de los gobiernos federales, estatales y municipales.

La sexta clave indica la canalización de los recursos del impuesto al hospedaje a la promoción turística, con la intervención del sector privado en la toma de decisiones sobre su uso. La séptima radica en la concreción de medidas legislativas para el apoyo a la recuperación turística, pues desde marzo del año pasado pidieron apoyos que todavía no han recibido.

La octava consiste en la capacidad de reacción ante situaciones fortuitas sobre una gestión de crisis. La novena plantea avanzar en el blindaje en materia de seguridad en los destinos turísticos. La décima señala el mantenimiento y fortalecimiento de protocolos sanitarios.

También te puede interesar

Deja un comentario