Galería Plaza San Jerónimo apuesta por el turismo en plena pandemia

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

El hotel Galería Plaza San Jerónimo de Grupo Brisas abrió el 20 de noviembre (en plena pandemia), con las medidas de bioseguridad y los protocolos sanitarios en semáforo naranja dictadas por las autoridades del gobierno de la Ciudad de México.

Galería Plaza San Jerónimo, es la propiedad más reciente de Grupo Brisas, con la cual una vez más ratifica su apoyo irrestricto con México pues además en esta etapa de incertidumbre para la industria turística y hotelera derivado de la pandemia, mantiene sus inversiones en nuestro país, señaló Rafael González Aburto, gerente General del nuevo complejo al sur de la CDMX.

En entrevista con Inversión Turística, explicó que «Grupo Brisas, una cadena mexicana que cree en los negocios, en generar empleos en México; que creyó y cree en el sur de la Ciudad de México -que había estado un poquito descuidado en cuanto a hoteles, mientras que la zona de Reforma, Roma, Condesa ha crecido mucho-, tomó un terreno que es maravilloso y creo que es parte de los puntos distintivos del Hotel Galería Plaza San Jerónimo que está rodeado de una zona federal con una zona boscosa, con árboles, algunos de hasta hace 100 años, creemos nosotros que el hotel forma parte de un oasis dentro del sur de la ciudad», destacó.

«Un punto importante de mencionar es dónde estamos ubicados, estamos frente a la Bandera Monumental de San Jerónimo, frente a la famosa pista de hielo que también es un punto referencial al sur pero rodeados de vías de comunicación muy, muy fáciles, muy atractivas, el segundo piso tanto hacia el sur como hacía el norte, el Periférico San Jerónimo, Contreras y eso nos hace en cuestión de locación y de urbanización un lugar único», agregó el gerente.

Son 151 habitaciones, pero alrededor de 4 hectáreas de terreno y dentro de ello 40% son jardines, espacios verdes, áreas libres, 9,600 plantas, más de 250 árboles alrededor de nosotros que están a nuestro cuidado y faltan por llegar otros 32 árboles que estamos esperando a que nos digan las autoridades qué poner y ser un pulmón dentro de la Ciudad de México, dijo a este medio que fue invitado a constatar el confort, modernidad y la comodidad de este nuevo hotel.

González Aburto explicó que cada una de las 151 habitaciones, tiene espacios muy amplios, con alturas de hasta 6 metros; «el Roof Garden, un área que es un centro de consumo con 365 grados de vista puedes ver Bosque Contreras, puedes ver El Ajusco, los volcanes, el Cerro la Estrella, los aviones empiezan a aterrizar al aeropuerto en un día claro y la vista panorámica de Santa Fe. Estamos en una zona residencial y eso nos pone en una zona no conflictiva», indicó.

Añadió que «el Roof Garden tiene 3 jacuzzis y un carril, pero no son solamente los centros de consumo, sino que es un jardín para 400 personas, 2 terrazas magníficas, 270 metros cada una y un salón de 940 m², casi 1000 m² con 6.75 metros de altura con capacidad de hasta 900 personas en el auditorio, sin sana distancia, 350 con sana distancia y esto significa mucho para meeting planner, es un hotel que se presta para estar no solamente en ‘una caja de zapatos’ si no que puedes salir y sentirte fuera de la Ciudad de México».

Precisó que por el momento debido a las medidas dictadas por el gobierno capitalino para evitar contagios de COVID-19, el gimnasio y las albercas están cerradas; mientras que las áreas abiertas al día de hoy pueden albergar hasta 25 personas, si multiplicamos esas 25 personas por 5 áreas al aire libre pues ya nos da un buen número de comensales, son 125 comensales los que pueden estar, y con ello trabajaremos para retomar la actividad turística de forma gradual en el complejo -en esta llamada nueva normalidad-.

Grupo Brisas como otras cadenas mexicanas ofrecen muchas cosas, “pero este es un grupo pequeño, es como una familia, una familia muy sencilla rodeado de un Comité Directivo que viene de diferentes lugares, Camino Real, otros de Fiesta Americana y es conjunción de muchas cosas, nos ha hecho una cadena muy famosa, si bien tenemos todos los estándares de servicio iguales en todos los hoteles; los de Galería Plaza son diferentes, los Grupos Brisas son diferentes, no es lo mismo tener Las Brisas de Acapulco, que Las Brisas de Huatulco, incluso en Cancún o Galería Plaza en la misma ciudad Reforma que en San Jerónimo; cada hotel tiene su propia personalidad y al ser una cadena mexicana y tener los dueños muy palpables las decisiones, se pueden tomar muy al momento y esta es una temporada en la que tus decisiones tienen que ser tomadas muy rápido porque el viernes nos dicen que ahora si abrimos esto, el próximo viernes esto lo cerramos, las decisiones son muy rápidas”, explicó el hotelero al destacar el proceso de adaptación en un año con pandemia, sin dejar la labor del Grupo Brisas y de cada uno de sus empleados.

Cabe destacar que los centros de consumo están liderados por el chef Guy Santoro.

Respecto a la calidad de servicio de Galería Plaza San Jerónimo explicó que “es concientizar mucho al personal que es con el que trabajo todos los días sobre lo que está pasando, el cómo comportarse, dentro del hotel es muy fácil, cómo comportarse afuera, cómo concientizar a su familia, cómo manejarse en transporte público, cómo cuidarse ellos porque ellos son el alma, pues el concreto está padrísimo, los muros son magníficos, las instalaciones son de última generación pero el edificio puede ser cualquiera, las personas son las que hacen la diferencia, es concientizarlos a ellos, es hacer una labor comercial, disparando de otra forma, con mucha calma que la gente vea el hotel, que tenga las ganas de que pueda hacer algo dentro del hotel, que se hospeden en el hotel ahorita, sin dudas, que los huéspedes que hemos tenido en esta temporada del 20 de noviembre a la fecha son la gran mayoría de la Ciudad de México que se viene a hospedar aquí mismo, entonces es la parte comercial y el reto personal es dejar un legado, siempre hay que dejar un legado para bien donde uno esté, ese legado hacia las personas, hacia la compañía que te contrate, que te paga por ello y hacia tu comunidad que es la comunidad que alrededor que estamos en una zona residencial y que vean los vecinos que esto en lugar de ser ‘Híjole, un hotel, va a ser ruidoso’ no, al contrario, te va a ayudar a tener una mejor calidad de vida, estar más protegido, más seguridad y por supuesto que tu propiedad crezca y se organice”.

También te puede interesar

Deja un comentario