Air Canada reporta disminución de los ingresos totales del 89%

Redacción / Inversión Turística

Air Canada presentó sus resultados financieros del segundo trimestre de 2020, donde registró una liquidez sin restricciones de CAD$9,120 millones al 30 de junio de 2020, en línea con las expectativas de Air Canada, en comparación con una liquidez sin restricciones de CAD$7,380 millones al 31 de diciembre de 2019.

Los ingresos totales disminuyeron de CAD$4,738 millones de dólares en el segundo trimestre de 2019 a CAD$527 millones en el segundo trimestre de este año, lo que supone un descenso de CAD$4,211 millones de dólares o del 89%. Los ingresos por concepto de carga aumentaron un 52% hasta alcanzar los CAD$269 millones. 

La aerolínea reportó un EBITDA (excluyendo los artículos especiales) o (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de CAD$832 millones en el segundo trimestre de 2020, en comparación con un EBITDA de CAD$916 millones en el segundo trimestre de 2019.

Se establece una pérdida operativa de CAD$1,555 millones de dólares en el segundo trimestre de 2020, en comparación con los ingresos operativos de CAD$422 millones en el segundo trimestre de 2019.

«Al igual que muchas otras grandes aerolíneas del mundo, los resultados del segundo trimestre de Air Canada confirman los efectos devastadores y sin precedentes de la pandemia de COVID-19 y las restricciones de viaje y fronterizas y los requisitos de cuarentena impuestos por el gobierno. Las restricciones federales e interprovinciales de Canadá han sido de las más severas del mundo, cerrando de hecho la mayor parte de la aviación comercial de nuestro país, lo que, junto con una demanda por lo demás frágil, hizo que Air Canada transportara menos del 4% de los pasajeros transportados durante el segundo trimestre del año pasado. Frente a un entorno operativo tan imposible, me siento sumamente orgulloso de los extraordinarios esfuerzos que está realizando nuestro equipo, haciendo todo lo posible por sortear con éxito esta crisis, aprovechando nuestro sólido balance y los muchos otros activos que hemos desarrollado o adquirido en el último decenio», dijo Calin Rovinescu, Presidente y Director General de Air Canada.

Desde mediados de marzo, se ha recaudado CAD$5,500 millones de dólares en nuevos fondos propios, deuda y financiación de aeronaves en los mercados de capital, lo que ha proporcionado a la aerolínea más de CAD$9,000 millones de dólares en liquidez al 30 de junio para ayudar a capear la crisis de COVID-19

“Además, hemos tomado medidas decisivas para disminuir el gasto y preservar la liquidez, entre las que se incluyen una importante reducción de la gestión y del personal de primera línea, una reducción de CAD$1,300 millones de nuestros costos fijos e inversiones de capital, la retirada permanente de 79 aeronaves (que representan más del 30% de nuestra flota combinada de la línea principal y de Air Canada Rouge), la suspensión indefinida de ciertas rutas nacionales y el cierre de estaciones, y una reducción del 92% de la capacidad de asientos de nuestra red en el trimestre. Estas fueron algunas de las medidas dolorosas pero necesarias que hemos adoptado para estabilizar nuestra aerolínea y preservar el efectivo en estos tiempos de incertidumbre. Ahora miraremos hacia el futuro utilizando este desafío sin precedentes como una oportunidad igualmente sin precedentes para reconstruir una aerolínea más pequeña pero aún más ágil, con una flota simplificada, más joven y una estructura de menor costo que salga de la crisis”, agregó Rovinescu.

Cabe resaltar que Air Canada sumó su voz a la de dirigentes empresariales y sindicales, entre ellos más de 140 grandes empresas canadienses y compañías de viajes y turismo, que emplean a casi tres millones de canadienses, para pedir al Gobierno de Canadá que adopte medidas prudentes para sustituir las actuales restricciones y cuarentenas generales de viaje por medidas específicas basadas en pruebas que reflejen las circunstancias actuales.

«Por encima de todo, la disminución de ingresos que se ha registrado hoy en día, de casi el 90%, y de más del 96% en el caso de los pasajeros, debería reforzar la enorme urgencia de que los gobiernos de Canadá adopten medidas razonables para reabrir nuestro país en condiciones de seguridad y restablecer la actividad económica. Otras jurisdicciones en todo el mundo están demostrando que es posible gestionar de manera segura y responsable las prioridades complementarias de la salud pública, la recuperación económica y la preservación y creación de empleo”, indicó Rovinescu.

La aerolínea de la hoja de maple está centrada en la continuidad de las actividades y en posicionarse para emerger de manera competitiva a medida que la pandemia retrocede. Es así que con el fin de promover la seguridad y la confianza de los clientes, Air Canada introdujo el CleanCare+ de Air Canada, un enfoque integral y de múltiples capas de bioseguridad en todas las fases del viaje. Además, se ha comenzado lentamente a reconstruir la red, retirando a un pequeño número de empleados y restaurando selectivamente los servicios premiados que han colocado a Air Canada entre las grandes aerolíneas del mundo.

También te puede interesar

Deja un comentario