Air France-KLM publica informe de Desarrollo Sostenible 2019

Redacción / Inversión Turística

El grupo Air France-KLM publicó su informe de Desarrollo Sostenible 2019; en el cual indicó que “el impacto de la situación ocasionada por el COVID-19 no tiene precedentes y aún no está claro cómo se verá exactamente el mundo y las sociedades después de esta pandemia. La crisis golpeó al mundo en su transición hacia una economía más sostenible”.

“El sector de la aviación también está experimentando un cambio fundamental como resultado. Incluso en estos tiempos difíciles, KLM no perderá de vista los desafíos que el cambio climático plantea a la sociedad. Aún mejor, nuestro trabajo continuará con mayor esfuerzo”, comentó Pieter Elbers, presidente y CEO de KLM.

“En los últimos 30 años, KLM dio ya numerosos pasos para hacer que la aviación sea más sostenible, y el año pasado esto se reflejó en la iniciativa de sostenibilidad Fly Responsibly. Una operación sostenible, la innovación y la colaboración con otros representantes de la industria han sido, y siguen siendo, los cimientos sobre los que se construye nuestra operación y continuarán desempeñando un papel vital en la reconstrucción de nuestra empresa y del sector al salir de esta compleja situación”, agregó Elbers.

Por décimo quinto año consecutivo, Air France-KLM se aseguró un lugar entre los tres primeros del índice de sustentabilidad Dow Jones (DJSI) en la categoría Aerolíneas, en septiembre de 2019. KLM está muy orgullosa de esta posición, porque que indica cuán comprometido está el Grupo para lograr que las aerolíneas y el sector de la aviación sean más sostenibles.

En junio de 2019, KLM lanzó Fly Responsibly como parte de su compromiso continuo para garantizar un futuro más sostenible para la aviación. La iniciativa abarca todo lo que KLM hace y hará para que sus actividades sean más sostenibles y se basa en tres pilares estratégicos: reducir, reemplazar, compensar. En una carta abierta, publicada en 2019, KLM llamó a los representantes de la industria de la aviación a unir fuerzas para desarrollar soluciones sostenibles para el sector. Bajo el lema Fly Responsibly (Volar responsablemente), KLM invitó, y continúa invitando, a otras aerolíneas, socios, clientes y empleados a utilizar los proyectos y prácticas de sostenibilidad de KLM.

KLM redujo sus emisiones totales de carbono en un 4% desde 2005 y en un 31% por pasajero (en comparación con 2005). Los objetivos para 2030 son de -15% y -50% respectivamente. La renovación de la flota contribuyó sustancialmente a este resultado. En 2019, KLM recibió ocho aviones nuevos, más silenciosos y más eficientes, incluyendo el Boeing 787-10 Dreamliner.

La aerolínea invirtió en combustible de aviación sostenible (Sustainable Aviation Fuel o SAF). El año pasado, KLM compró 6911 toneladas y anunció que construiría la primera planta de producción de los Países Bajos en asociación con SkyNRG. Esto le permitirá a KLM aumentar su uso de combustible sostenible en el futuro cercano. Nuevos socios también se unieron al Programa Corporativo de Biocombustibles de KLM y son Microsoft, SHV Energy y Neste.

KLM, además, adoptó medidas adicionales para reducir las emisiones de carbono en tierra. Su objetivo es lograr una operación terrestre neutral en carbono para 2030. El año pasado redujo las emisiones de sus operaciones terrestres en un 50%, en comparación con el año anterior (2018). Esto se logró comprando energía verde y desplegando equipos eléctricos de tierra.

El viaje de 175,000 pasajeros fue neutral, en términos de emisiones de carbono, el año pasado, gracias al programa de compensación CO2ZERO de KLM. A través de este programa se plantaron 680 hectáreas de bosque tropical en Panamá.

KLM consiguió una reducción del 19% en los residuos no reciclables, y trabaja por reducirlos al 50% para 2030 (en comparación con 2011). Esto se logrará produciendo menos residuos en general y aumentando la proporción que se puede reciclar. KLM también está invirtiendo en otras ideas innovadoras, como reciclar diferentes tipos de artículos del catering a bordo y reciclar botellas de PET en filamentos de impresoras 3D para fabricar herramientas de reparación y mantenimiento de aeronaves.

La compañía también contribuyó en la investigación de un diseño innovador de aeronaves, llamado Flying V, en la Universidad Tecnológica de Delft. Este proyecto representa un enfoque completamente nuevo para el diseño de aeronaves, que hará que las operaciones de vuelo de larga distancia sean mucho más sostenibles en el futuro.

También te puede interesar

Deja un comentario