(OPINIÓN) Turismo Naranja

Por: Rosa Isela García Pantoja

Presidente: Asociación Mexicana de la Industria Turística Yucatán (AMIT-YUC)

Si hay un sector laboral tan competitivo, con más rápido crecimiento en el mundo es el Turismo, cada día es más profesional y más segmentado que lo hace único.

Los que vivimos del turismo tenemos que adaptarnos a su crecimiento y diversificación de acuerdo a las tendencias del mercado, estar a la par con la tecnología, entender al viajero de hoy.

Cada día el viajero esta más informado, ya no basta con ofrecer “más que una experiencia » con la riqueza natural, cultural y gastronómica del lugar, están en busca de la autenticidad.

El Turismo Naranja, es sin duda una poderosa alianza estratégica para el desarrollo atractivo de un destino, con características propias, siempre y cuando vaya de acuerdo al conocimiento, la logística adecuada para desarrollarlo al máximo con beneficios para todos.

Tomando nuestra gran riqueza cultural de cada estado, México cuenta con un gran valor agregado para traer turismo, con una diferenciación propia.

El Turismo Naranja, es llamado así, por llevar el color del turismo cultural y recreativo, es otro nicho de mercado que está marcando tendencia y no hay que perderlo de vista.

Estos viajeros están en busca de vivir la cultura, convivir con los lugareños, de una manera más auténtica, participando en festivales y actividades recreativas que practica la gente local, esto da pie a que la derrama económica extienda su actividad turística en otras épocas del año.

Desde conocer los mercados, agroturismo, practicar sus danzas tradicionales, oficios artesanales, entre otros, cabe mencionar que en muchos casos se le relaciona con el Slow Tourism.

Es un viajero que se vincula de una manera directa, que quiere conocer, entender más de cada destino que visita, por lo tanto, practica el turismo sostenible, siendo un gran generador del desarrollo cultural, económico y social en la región.

El turismo hoy en día se fundamenta en las necesidades de cada sector con una visión más incluyente y sostenible para el viajero actual.

Por esta razón encontramos el turismo ecológico y de naturaleza (verde), de actividades náuticas (azul), de nieve, montaña, los que practican los deportes invernales (blanco); el turismo vinculado a la comunidad LGTB (rosa).

El mundo evoluciona, al igual que nosotros para adaptarnos a sus preferencias, a la hora que eligen su destino nuestros viajeros de acuerdo a sus necesidades.

 Entendiendo siempre respetando que esas diferencias es lo que nos hace humanos.

También te puede interesar

Un comentario sobre «(OPINIÓN) Turismo Naranja»

  1. María candelaria Ramírez Navarrete

    Me gusta turismo naranja….
    Sin duda Oxkutzcab tiene potencia…. Sobre todo la fortaleza económica para las pequeñas comunidades… La pregunta es más bien sugerencia. Preparar estas comunidades para resepcionar al turismo, y las parcelas adecuarlas con un mínimo de comodidad…. Recreando pequeñas viviendas. Etc. Ojalá pudiera ser realidad en Oxkutzcab

Deja un comentario