Aerolínea Cathay Pacific graba a sus pasajeros

Ángel Iturralde / Inversión Turística

La aerolínea hongkonesa Cathay Pacific admitió que graba a sus pasajeros sin su consentimiento durante los vuelos para comprobar sus actividades mientras utilizan los diferentes servicios.

Las cámaras están colocadas en las pantallas de entretenimiento ubicadas en los asientos y en las videocámaras situadas en diferentes puntos del avión; la propia aerolínea confirmó esta práctica en su política de privacidad.

Explicó que recolecta imágenes de pasajeros y monitorea el tiempo que pasan y el uso que hacen del contenido seleccionado en las pantallas de entretenimiento también conocidas como ‘in-flight entertainment system’ (IFE).

“En consonancia con la práctica estándar y para proteger a nuestros clientes y al personal de primera línea, hay cámaras de CCTV instaladas en los salones de los aeropuertos y en los aviones a bordo (una cámara, ubicada cerca de la puerta de la cabina) por motivos de seguridad”, aseguró un portavoz de Cathay.

“Todas las imágenes se manejan de manera sensible con estrictos controles de acceso. No hay cámaras de CCTV instaladas en los baños”, agregó.

También Singapore Airlines utiliza estas cámaras por lo que una pasajera que visualizó un sensor bajo la pantalla de entretenimiento apuntándola directamente, demandó a la aerolínea, luego de publicar las imágenes en Twitter y ante las reacciones, la compañía se vio obligada a justificar que el nuevo sistema de entretenimiento incluye una cámara y que ésta no está activada.

Emirates y American Airlines también tienen sensores parecidos y han confirmado que no tienen contemplado el activarlas.

Por su parte, Cathay Pacific explicó es que en su política de privacidad recolectan los datos de lo que consume cada pasajero con el fin de mejorar la experiencia de los usuarios y así tengan un contenido más personalizado. No solo eso, sino que esos datos pueden ser compartidos con terceros por motivos de marketing. Una de las frases más significativas de la política de privacidad de Cathay señala: “Mantendremos sus datos personales durante el tiempo que sea necesario”.

British Airways también vivió un caso parecido y tuvo que pagar una multa de 230 millones de dólares bajo las potentes normas de la Unión Europea, quizás las más estrictas contra la falta de protección de privacidad. A pesar de ello, la sensación de falta de protección de los usuarios se extiende en Europa y el resto del mundo a situaciones que ni siquiera elige el pasajero.

También te puede interesar

Deja un comentario