Aeroméxico proyecta un pedido de 60 aviones para actualizar su flota

Redacción / Inversión Turística

Luego de las restricciones de volar por fallos de seguridad del avión 737 MAX del fabricante Boeing además de un nueva falla en un microprocesador descubierto por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) el pasado 27 de junio, mientras que la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) envió cinco requisitos que deberá cumplir el fabricante si desea que su aeronave vuelva al servicio, al aerolínea mexicana Aeroméxico realizará un pedido de 60 aviones para actualizar su flota.

Aeroméxico elegirá este año entre los modelos E195-E2 de Embraer y A220 de Airbus, señaló su director general, Andrés Conesa.

Trascendió que este pedido de Aeroméxico habría estado en la mesa de análisis desde 2017 y ha concluido que adquirirá aviones de corta distancia más grandes en una iniciativa orientada a incrementar la capacidad en el congestionado aeropuerto de Ciudad de México sin aumentar los vuelos.

De esta forma la aerolínea busca que con el E195-E2 elevar la capacidad de asientos en cerca de 25% respecto a la flota actual de la aerolínea, mientras que el A220 permitiría un 35% más, explicó Conesa en entrevista con Bloomberg.

Cabe destacar que Aeroméxico también opera aviones Boeing 737, incluido el modelo Max que fue puesto en el congelador en marzo tras dos accidentes mortales en cinco meses. La aerolínea con sede en Ciudad de México también cuenta con el avión 787 Dreamliner y Conesa dijo que tener solo tres tipos de aviones ayuda a limitar los costos de capacitación y ser más eficientes.

«La simplicidad es la clave», indicó. «Aeroméxico solía tener una flota más pequeña y ocho cabinas diferentes, teníamos una exhibición aérea».

Seguir con Embraer significaría acercarse aún más a Boeing. El fabricante de aviones con sede en Chicago está en proceso de tomar control de las operaciones de aviones comerciales de su homólogo brasileño. Delta Air Lines, que posee una participación de 49% en Aeroméxico, opera el A220 y aviones de Embraer.

Por otra parte, el operador mexicano busca expandirse en otro frente a través de la empresa conjunta de Delta en la región del Atlántico Norte con Air France-KLM y Virgin Atlantic Airways, que permite a las aerolíneas coordinar horarios y tarifas en algunas rutas, explicó el ejecutivo. El territorio mexicano está incluido en esa alianza, pero Aeroméxico no, aseguró Conesa.

También te puede interesar

Deja un comentario