FitCuba 2020 tendrá a Rusia como país invitado

Redacción / Inversión Turística  

La Feria Turística de Cuba (FitCuba)tendrá como país invitado a Rusia en su edición 2020 y a diferencia de las ediciones anteriores ahora se llevará a cabo en Varadero, anunció el ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero.

Durante la Clausura FitCuba 2019, el ministro adelantó que para el próximo año el mayor evento de turismo de la isla se centrará en la modalidad de sol y playa, el producto estrella del país caribeño.

Destacó que el aumento del número de viajeros rusos contribuyó al incremento de 7,2% en las llegadas de turistas extranjeros a Cuba en el primer cuatrimestre de 2019.

Asimismo, Rusia es uno de los diez primeros socios comerciales de Cuba, un país con el que tiene asociación estratégica.

Señaló que la exención de visados entre ambas naciones y el amplio conocimiento del idioma ruso, que formó parte del programa de asignaturas obligatorias en las escuelas cubanas hasta la caída de la Unión Soviética en 1991, influyen en el auge de las visitas desde Rusia a la isla, conectadas por varios vuelos directos a la semana.

Así también, el mercado emisor ruso tuvo un crecimiento del 30% durante 2018, cuando llegaron a la isla 137.440 turistas rusos en unos 546 vuelos, informó la web oficial Cubadebate.

Lo anterior en un contexto de retracción de algunos emisores importantes para Cuba -como Argentina y Brasil, Venezuela, y varios países europeos- las perspectivas respecto a Rusia son prometedoras.

Marrero destacó el éxito de la edición de este año, dedicada a España -noveno país emisor a la isla con 167.000 visitantes en 2018- y agradeció la visita de su homóloga española, María Reyes Maroto.

FitCuba 2019 se desarrolló la última semana en La Habana con más de 7.000 invitados de 53 naciones y España como país invitado.

El ministro destacó que la alta participación en FitCuba «reflejó que, pese al intento de la administración estadounidense por aislarnos, el mundo continúa confiando en nosotros».

Destacó que a la feria asistieron más de 20 empresas de EEUU, que propiciaron el intercambio entre los dos países, que atraviesan un momento de renovada tensión debido a la activación por Washington del título III de la ley Helms-Burton, que permite demandas ante cortes de ese país por propiedades confiscadas en Cuba tras 1959.

También te puede interesar

Deja un comentario