«No nos descobije», pide director de City Express a López Obrador

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

En el marco de la inauguración de la 44 edición del Tianguis Turístico, Luis Barrios Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Cadenas de Hoteles, demandó al actual gobierno federal capital semilla para promoción turística.

Ante el jefe del Ejecutivo, el empresario señaló: “Señor Presidente , el que no se anuncia, no enseña, no vende , no nos descobije”, dijo en su intervención.

Ya que dijo, «la actividad turística nacional enfrenta diversos riesgos», que se deben atender, ya que «sin el turismo el déficit de la cuenta corriente sería 57% mayor», argumentó.

El también director General de la cadena hotelera City Express, señaló que en los 240 municipios turísticos la marginación es menor que en el resto de México. aseguró.

Barrios pidió a López Obrador que el capital semilla sea de 125 millones de dólares anuales para la promoción turística.

Asimismo que Sistema de Administración Tributaria (SAT), cobre impuestos a afiliados a la plataforma tecnológica que brinda hospedaje denominada Airbnb.

«Confíe en que turismo es el mejor aliado de su proyecto de justicia social», pidió al presidente López Obrador.

Añadió que la industria turística también está ocupada en esto al ser la principal fuente de empleo para ellos; de los cuatro millones de personas que trabajamos en el turismo, el 21 por ciento tiene menos de 24 años.

Por lo que dijo, «hay 120 mil estudiantes en carreras turísticas, si México no contara con el turismo habría casi un millón más de jóvenes sin oportunidades».

«Un gobierno preocupado por sus jóvenes se preocupa también por incrementar la participación de la mujer en lo social y en lo económico», expuso.

«No tenga duda, señor Presidente, nuestro empeño es acompañarlo en esta tarea, en tanto las 11 entidades del sureste-sur, sur-sureste del país tiene un 60 por ciento de personas viviendo en marginación, muy por arriba del 44 por ciento de la media nacional es posible identificar una excepción en esta condición en Quintana Roo, cuya actividad central es el turismo, pues en esta entidad la proporción es del 29 por ciento».

Asimismo, señaló que «compartimos también por otro lado su interés por impulsar el apoyo a las cadenas productivas, las cadenas de proveeduría del sector vale más de 56 mil millones de pesos que mayoritariamente se quedan en el país».

«Todos los aquí presentes nos sentimos muy orgullosos de contribuir con el 8.8 por ciento del Producto Interno Bruto, y aportar un saldo positivo en la balanza turística de más de 11 mil 200 millones de dólares que contrasta con el déficit de la balanza comercial de 12 millones y con el déficit de la balanza petrolera que supera los 20 mil millones de dólares», agregó.

«Si no tuviéramos esta importante contribución, el déficit en cuenta corriente sería de 55 por ciento mayor y representaría casi el 3 por ciento del Producto Interno Bruto».

Estimamos, que la contribución fiscal en Impuestos Federales de la industria es de 246 mil millones de pesos anuales, cifra similar a la que importan los 18 proyectos prioritarios del Gobierno Federal contenidos en los criterios generales de política económica y presentados al Congreso, aseguró.

Indicó que la componente más importante de la economía turística lo contribuyen los viajes de los propios mexicanos dentro del país.

«El 76 por ciento del consumo turístico. Aquí se encuentran los 99 millones de pasajeros de mexicanos en vuelos nacionales, 99 millones de mexicanos hospedados en hospitales y 10.2 millones de pasajeros diarios que se movilizan en el transporte terrestre».

Barrios destacó que los mexicanos somos los que invertimos en México, en ese sentido, dijo: «Señor Presidente, no puedo desaprovechar esta oportunidad para mencionar que hay amenazas reales en el entorno, los beneficios del turismo no son un secreto, por eso los gobiernos de otras latitudes realizan un incansable esfuerzo por atraer a los mismos turistas que nosotros».

Dijo que como ejemplo es lo que sucede en Estados Unidos, pues es y seguirá siendo el principal cliente turístico del país representando 60 por ciento del turismo aéreo y prácticamente la totalidad de los viajeros terrestres y fronterizos.

Así en tanto que los norteamericanos siguen viajando como nunca al exterior, sólo el año pasado cinco millones adicionales desplazándose por todo el mundo, nuestro país acumula los siete últimos meses de los 15 con una caída en este grupo.

«Este escenario se ve aún más complicado, señor Presidente, el reconocer, como se dice coloquialmente, que nos están volando, sí, nos están quitando la base de viajeros internacionales, y sabemos quién lo está haciendo», dijo al respecto.

La oferta de asientos en las rutas aéreas entre Estados Unidos y México para el período de enero a agosto del presente año se redujo la disponibilidad de vuelos en 1.7 millones de asientos contra el año anterior. En tanto cuatro destinos competidores en El Caribe, Bahamas, Jamaica, Puerto Rico y República Dominicana, cuentan en el mismo período con una oferta adicional de 2.3 millones de asientos aéreos, dijo el empresario.

«Esto es desafortunadamente una realidad, y en la medida que en el corto plazo se deteriore la economía norteamericana, el turismo puede sufrir consecuencias que se traduzcan directamente en una afectación a la economía de centenares de miles de familias mexicanas», aseveró.

Entendemos la idea de construir el Tren Maya como una estrategia para impulsar el desarrollo del sureste y de hecho nos congratulamos por ello, pues cuenta, cuando esa obra se concluya, el sector turístico se verá beneficiado, aclaró.

«No obstante, el financiamiento de esta obra no puede dejar desamparado el esfuerzo de atracción de turismo que en estos momentos están siendo cortejados por los destinos competitivos».

También te puede interesar

Deja un comentario