Noticia

Arribo de ballenas a Uruguay cautiva a turistas

 

 

Redacción / Inversión Turística

 

Desde julio y hasta noviembre arriban a las costas uruguayas las ballenas francas en busca de aguas tranquilas y templadas para reproducirse,  amamantar y cuidar a los ballenatos.  Al tiempo que su llegada cautiva  el  interés  de turistas  y lugareños,  el  Ministerio de Turismo lanzará  una nueva edición de la campaña de sensibilización sobre avistaje responsable.

Cientos de curiosos diariamente se acercan a las playas para disfrutar de los saltos, aletas, caudales y soplidos de la ballena Franca Austral muchas veces a escasos metros de la costa y bajo un paisaje incomparable.

La observación de los cetáceos en Uruguay se puede realizar desde la propia costa en tierra firme o en embarcaciones. Diferentes empresas privadas ofrecen excursiones en barco que parten desde el puerto de Punta del Este o Piriápolis. Esta actividad se encuentra regulada por el Decreto 261/02, con el  objetivo principal de cuidar el  recurso, salvaguardando la seguridad de los pasajeros y la calidad de los servicios brindados.

La Ruta de la Ballena Franca comprende la Antártida, incluye Puerto Madryn (Argentina) y luego de su presencia en costas uruguayas el trayecto culmina en Florianópolis (Brasil).

foto ballena2

Uruguay se ha pronunciado a favor de la conservación de las ballenas y delfines en el marco de la Ley General de Protección al Ambiente  (Ley 17.283), ya que el Parlamento aprobó la Ley de Santuarios de Ballenas y Delfines en aguas Jurisdiccionales y la Zona Económica Exclusiva (Ley 19.128), y es país  miembro de la Comisión  Ballenera  Internacional  (CBI),  donde  cada  año  miembros  del Gobierno votan en contra de la caza ballenera.

Por lo anterior, el Ministerio de Turismo organiza una nueva edición de la campaña de sensibilización dirigida a los niños  del  Instituto  del  Niño  y  el  Adolescente  del  Uruguay  (INAU).  La  misma  implica  una capacitación sobre las características, el comportamiento de los cetáceos y el turismo responsable, además de un recorrido por la Ruta de la Ballena Franca en costas nacionales. La iniciativa es apoyada por la Dirección Nacional de Medio Ambiente, el INAU y las intendencias departamentales de Maldonado y Rocha.

Avistamiento genera U$S 2,1 billones

foto ballenas1El avistamiento de ballenas como actividad comercial comenzó en 1955 en Norteamérica, a lo largo de la costa sur de California. Hoy este turismo se realiza en más de 100 países, además de la Antártida donde las excursiones salen en busca de la gran ballena azul.

 A nivel global, el avistamiento de cetáceos genera 2,1 billones de dólares al año y alrededor de 13 millones  de  personas  contratan  salidas  de  varias  horas  o  expediciones  de  varios  días  para  el avistamiento de cetáceos cada año, y estas cifras van en aumento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: