El Sueño Hotel + Spa ofrece a sus huéspedes soñar literalmente

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

El Sueño Hotel + Spa, se vuelto favorito de los viajeros que visitan la colonial ciudad de Puebla, ya que les ofrece soñar literalmente a través del confort de los complementos de sus habitaciones y de su gastronomía con platillos de autor, por lo que hace honor a su nombre.

La vieja leyenda reza que el arcángel San Miguel descansó en este predio al trazar la ciudad y en beneficio dejó: “Sueños inolvidables y buenaventura para quien duerma en la casa», recordó Héctor Fernández de Lara, director General de El Sueño Hotel + Spa.

Envuelto en este misticismo la construcción que, a pesar de haber sufrido un proceso de remodelación, conservó las características barrocas típicas de la época, logrando una perfecta comunión con elementos contemporáneos y decoración minimalista, dando como resultado espacios de ensueño, explicó a Inversión Turística.

Albergado en una mágica casona del siglo XVIII, en el centro histórico de la ciudad de Puebla, El Sueño Hotel + Spa fue inaugurado en 2002 con 11 habitaciones localizadas en una de las dos partes de la casona, que por cuestiones de herencia había sido dividida en el siglo XIX. Sin embargo, fue hasta finales del 2009 que la propiedad volvió a unirse, dando paso a El Sueño design con 9 habitaciones más, recobrando la magnificencia de la construcción original.

Las 20 suites de la propiedad cuentan con una temática especialmente femenina, ya que rinden homenaje a mujeres soñadoras que trascendieron en la historia a nivel mundial como: Dolores del Río, Frida Kahlo, Tina Modotti, Antonieta Rivas, Remedios Varo, Nahui Hollín, Alfonsina Storni, Sor Juan Inés de la Cruz, Viridiana, Isadora Duncan, Maria Izquierdo, Miroslava Tamara de Lempicka, Lucha Reyes, “La Güera” Rodríguez, Catalina de San Juan, La Malinche, Alma Reed, Toña “La Negra” y Leonora Carrington, quienes enmarcan con su talento, pasión y sueños el nuevo recinto.

Las 11 habitaciones originales de El Sueño Hotel + Spa ofrecen a los huéspedes una decoración minimalista, líneas sencillas y colores crudos. En tanto, en El Sueño design encontrarán una propuesta maximalista, con colores encendidos, muebles con esencia victoriana, terciopelo y propuestas vanguardistas como el uso de luces neón e intervenciones por parte de artistas urbanos.

Además, los huéspedes pueden disfrutar de un momento de descanso en la terraza, área que alberga el spa, con tres cabinas que ofrecen más de 20 tratamientos de salud y belleza, además de un acogedor jacuzzi al aire libre desde donde podrán admirar las torres de la Catedral Angelopolitana, y un solarium desde donde sentirán que tocan el cielo. El Spa también ofrece a sus visitantes los beneficios de un carril de nado contra corriente y un relajante temazcal.

“Soñar es una aventura que se presenta cada noche en el restaurante “La Tentación” a través del sabor de la barra de martinis y su carta de alimentos conformado por platillos de autor en la que los más exigentes paladares verán sus sueños hechos realidad con esta “cocina para soñar”. El restaurante se ubica en la estancia de la casona, donde los milagros se hacen realidad a la luz de las velas”, refiere. 

Para seguir degustando la emblemática “cocina para soñar” con una interesante carta de vinos nacionales e internacionales en el restaurante La Tentación. Asimismo, cuenta con nuevos patios y espacios románticos, además de una terraza ideal para pequeñas recepciones y una sala privada acondicionada para juntas y reuniones.

El concepto de El Sueño Hotel + Spa se complemente con la opción de Los Lofts de El Sueño, destinados a estancias prolongadas a partir de 1 semana. Localizados a tan solo un par de cuadras del hotel en una casona de principios del siglo XVIII, que originalmente funcionaba como vivienda popular pero actualmente se ha remodelado para crear 4 espacios diferentes: La Concordia, La Concepción, Sta. Inés y San Agustín, en honor a las iglesias que rodean la propiedad.

Respetando la estructura original, los interiores fueron remozados en su totalidad con un tipo de decoración industrial y vanguardista. A la usanza de los lofts neoyorquinos o europeos, Los Lofts de El Sueño ofrecen la posibilidad de pasar una temporada en pleno centro de la ciudad en un espacio que ofrece las instalaciones y mobiliario de un departamento listo para habitarse.

También te puede interesar

Deja un comentario