Derroche millonario inservible en promoción turística de Quintana Roo

*El director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, Darío Flota Ocampo, llevaba prisa para adjudicarle de manera directa un contrato de 230 millones de pesos a la empresa Media Mas S.A.

*Mientras en Quintana Roo morían personas por la pandemia, el funcionario despilfarró dinero a sabiendas de que el turismo estaba paralizado en el mundo

Cortesía de Sol Quintana Roo

Chetumal. – En pleno confinamiento por Covid-19, el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo que encabeza Darío Flota Ocampo, pagó 230 millones de pesos a la empresa Media Mas S.A., propiedad de Alejandro Chombo Santillán, para supuestamente difundir por el mundo los atractivos turísticos del estado peninsular.

Según el contrato número CPTQ 36/2020 que fue asignado por adjudicación directa el pasado 20 de marzo de 2020, precisamente cuando el coronavirus se extendía por Europa y Estados Unidos y comenzaban a cerrar sus fronteras las principales potencias generadoras de turismo.

El monto del contrato fue por 230 millones de pesos para el periodo del 20 de marzo de 2020 al 31 de diciembre de 2020, dinero que fue tirado a la basura, porque esos meses se registraron los niveles más bajos de ocupación de visitantes procedentes tanto del interior del país como de otros puntos del mundo.

Bajo el concepto de “Servicios integrales para la publicidad y promoción de Quintana Roo-Caribe Mexicano», el director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, Darío Flota Ocampo, parecía llevar prisa al otorgarle el contrato a su amigo Alejandro Chombo Santillán, quien también es dueño de la Empresa Servicios Especializados para Turismo y Comunicación S.A. de C.V.

La decisión del funcionario estatal de entregar el contrato millonario a la empresa Media Mas S.A. que, por cierto, no está inscrita en el Registro Público del Comercio, demuestra una ineptitud total en el manejo de los recursos públicos o una participación directa en el desvío de dinero que tanta falta hizo para impedir muertes por coronavirus en el estado.

Pese a que el turismo no fue una actividad esencial y las fronteras en el mundo estaban cerradas para la salida de sus ciudadanos, la oficina descentralizada asegura que durante ese periodo realizo sus trabajos de promoción, impulso y ejecución de programas estratégicos en materia turística y la comercialización de sus marcas.

La empresa Media Mas S.A. con dirección en la Calle Montecito, número 38, piso 37, oficina 17, colonia Nápoles, Código Postal 03810, delegación Benito Juárez, Ciudad de México, no cuenta con registro ante el Registro Público del Comercio, y es filial de la compañía, Empresa Servicios Especializados para Turismo y Comunicación S.A. de C.V., señalada por obtener grandes beneficios por parte del Consejo de Promoción Turística de México.

Como se recordará, en 2018 fue creado el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), para sustituir los fideicomisos de Promoción Turística de Cancún, la Riviera Maya y la Ruta Maya.

Sin embargo, a tres años de su creación el nuevo organismo ha incumplido los compromisos de promoción y reactivación turística a cabalidad.

Por ejemplo, en el sur del estado no hay testimonios de que Othón P. Blanco sea promocionado en México y el mundo, a decir del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal.

Y es que el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo fue creado para fortalecer la difusión de los destinos quintanarroenses y hacer más eficiente la aplicación de los recursos destinados.

Durante su nacimiento en 2018, el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo contó con un presupuesto de 220.8 millones de pesos procedentes de los extintos fideicomisos de promoción. Y en 2019 recibió un presupuesto autorizado de 423.4 millones de pesos, el doble de lo que recibió un año antes; mientras que en 2020 se le proyectaron recursos por 736.5 millones de pesos, es decir, un incremento presupuestal anual de 73 por ciento, de acuerdo con los Presupuestos de Egresos del Estado correspondientes a esos ejercicios fiscales.

Sin embargo, a tres años de su creación y a pesar de los recursos asignados, el citado organismo no ha cumplido los compromisos pactados con los empresarios del sur del estado, siendo uno de ellos impulsar el turismo de convenciones, a decir de Eloy Quintal, presidente del CCE de Chetumal.

Aunque la capital del estado cuenta con un moderno y novedoso Centro Internacional de Negocios y Convenciones, este ha quedado reducido para el uso burocrático de oficinas como la de Desarrollo Económico, Turismo y de Proyectos Estratégicos, explicó el dirigente empresarial.

Recordó que hace aproximadamente dos meses el CPTQ presentó su estrategia de reactivación turística para Quintana Roo, misma que los empresarios reconocieron como algo positivo, para rescatar la industria, ante las afectaciones económicas del Covid-19; sin embargo, sostuvo que en ello también se habló de una estrategia específica y especialmente diseñada para la zona sur, la cual no ha sido aterrizada, concretada ni presentada ante los empresarios del sector.

Las muestras de la ineficiencia e ineficacia del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo que encabeza Darío Flota Ocampo, quedaron expuestas con los millonarios contratos que adjudicó a sus amigos.

Cabe recordar que Darío Flota Ocampo, entonces titular del extinto Fideicomiso de Promoción Turística de Cozumel y la Riviera Maya, fue relacionado con una serie de empresas fantasma, que le valieron una investigación ante la Procuraduría General de la República (PGR), interpuesta por la organización civil Somos Tus Ojos Transparencia por Quintana Roo.

La sombra de la corrupción ha perseguido a Flota Ocampo, pues también se le señala como uno de los prestanombres del ex gobernador Roberto Borge Angulo, recluido en un penal de readaptación psicosocial del estado de Morelos.

(Cortesía Sol Quintana Roo)

También te puede interesar

Deja un comentario