Delta requiere prueba COVID-19 NEGATIVA para entrar a EU

Redacción / Inversión Turística                

De acuerdo con la nueva orden del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), Delta Air Lines solicitará a sus clientes de cualquier lugar fuera de los Estados Unidos, entrando o en tránsito en ese país, presentar la prueba para COVID-19 con resultado negativo, previo al abordaje. La medida se hará efectiva el 26 de enero. La orden del CDC requiere que todos los pasajeros presenten una prueba con resultado negativo que haya sido realizada dentro de los tres días previos al viaje hacia los Estados Unidos, agregando un nuevo nivel de protección al viajar.

“Nada es más importante para nosotros que la seguridad y la salud de nuestra gente y de nuestros clientes”, afirmó Perry Cantarutti, Vicepresidente Senior de Alianzas e Internacional de Delta. “Agradecemos al gobierno de los Estados Unidos por implementar estas medidas. El realizar pruebas es un paso importante para una reapertura de forma segura de las fronteras internacionales para todos los viajeros, lo cual conducirá paso a paso a la recuperación de la economía global”.

Esta reciente orden del CDC se suma a su iniciativa dada a conocer el año pasado que pedía a los pasajeros volando a los Estados Unidos desde un destino internacional a proveer voluntariamente sus detalles para un rastreo de contactos.

Además de presentar la prueba negativa para COVID-19 a un agente en el aeropuerto, el mandato del CDC requiere que los pasajeros firmen una declaración certificando donde se menciona que ellos han recibido la prueba con resultado negativo. La ventana de tres días de la prueba se calcula desde el primer punto de abordaje, con lo cual los pasajeros con vuelos en conexión deben incorporarlo a sus planes de viaje. Varios países alrededor del mundo han implementado requisitos similares con el objetivo de proteger la salud de los viajeros y de los empleados de aerolíneas.

Todos los pasajeros que vuelan con Delta deben continuar atendiendo los requisitos de entrada para viajes internacionales y son aconsejados para que los chequen antes de partir. Delta también ha emitido una exención permitiendo a sus clientes reprogramar sus viajes internacionales a los Estados Unidos comprados hasta el 12 de enero para viajar hasta el 9 de febrero, si eligen reprogramar su viaje para que comience antes del 25 de enero inclusive.

También te puede interesar

Deja un comentario