Avianca se declara en quiebra

Redacción / Inversión Turística

Como resultado del “impacto imprevisible de la pandemia de COVID-19”, Avianca Holdings, aerolínea con sede en Colombia, se acogió al capítulo 11 del código de bancarrota en el Distrito Sur de Nueva York en Estados Unidos.

De acuerdo con el comunicado que emitió la aerolínea, la decisión de declararse en quiebra se tomó con la intención de “proteger y preservar las operaciones” durante la pandemia.

Explicó que “Avianca se enfrenta a la crisis más desafiante en nuestra historia de 100 años mientras navegamos por los efectos de la pandemia de covid-19”, dijo Anko van der Werff, director Ejecutivo de Avianca.

“Creemos que una reorganización bajo el Capítulo 11 es el mejor camino para proteger los servicios esenciales de viajes aéreos y transporte aéreo que brindamos en Colombia y otros mercados de América Latina”, agregó.

Cabe destacar que Avianca emplea directamente a 21.000 personas en toda América Latina, de los cuales más de 14 mil están en Colombia, y trabaja con una red de más de 3.000 proveedores. El 88% de los países en los que opera actualmente están bajo restricciones de viaje totales o parciales, según información adicional en el sitio web de la aerolínea.

Asimismo, la principal empresa del sector en el país latinoamericano, con unos 10 mil millones en activos, está en conversaciones con el Ejecutivo nacional para lograr apoyo económico, una ayuda vital para sobrevivir.

Por su parte, el director financiero, Adrián Neuhauser, aseguró que la decisión de acogerse al Capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos obedece a que ese es el procedimiento legal más reconocido en todo el mundo y le permitirá a la empresa reestructurarse bajo la supervisión del sistema judicial de EU.

La compañía detalló que comenzó además el proceso de liquidación de su filial Avianca Perú, lo que le permitirá enfocarse en otros mercados al salir de su reorganización. La filial peruana supone el 5% de su negocio.

Es de recordar que desde el pasado 23 de marzo con sus aviones en tierra por la prohibición de vuelos ordenada por el Gobierno, la aerolínea de bandera colombiana –supone el 50% de los servicios en el mercado interno–. La paralización de sus operaciones regulares de pasajeros redujo sus ingresos consolidados en más de un 80% y “ha ejercido una presión significativa sobre su liquidez”. La empresa cerró el año pasado una reestructuración de su deuda y reordenó su actividad para centrarse en su hub en Bogotá.

También te puede interesar

Deja un comentario