Tres destinos para cargar energía esta primavera

Redacción / Inversión Turística

El equinoccio de primavera es denominado como el momento perfecto para cargar energía y buena vibra, por ende, atractivo para muchos viajeros y turistas

Tres destinos destacados:

·         Tamtoc, San Luis Potosí

En San Luis Potosí, a hora y media de Ciudad Valles, se encuentra el sitio arqueológico Tamtoc, que significa “lugar de las nubes de agua”. El recorrido dura aproximadamente una hora, la cual es suficiente para maravillar a los visitantes por su arquitectura prehispánica.

Al caminar por Tamtoc, los turistas aprecian más de 70 estructuras limpias, de las cuales algunas miden entre 36 y 21 metros de altura. Y al final del recorrido es recomendable complementar el paseo con el museo del sitio.

La mejor temporada para visitarlo es en el equinoccio de primavera, pues los lugareños realizan ceremonias y ritos prehispánicos, como “La Bendición de la Semilla” la cual es celebrada por un médico tradicional. Durante el ritual los participantes saludan al sol levantando los brazos para que éste llene de energía a sus semillas y cuerpos, con lo establecen un equilibrio entre la naturaleza y humanos. Durante la ceremonia se hacen danzas tradicionales y los chamanes llevan a cabo limpias para eliminar vibras negativas.

La entrada a Tamtoc cuesta 70 pesos por persona. Abre de martes a domingo de 9 a 17 horas.

·         La Quemada, Zacatecas.

La Quemada se encuentra a sólo 56 km de la ciudad de Zacatecas, representa el asentamiento más importante en el centro – norte de México. En este lugar se encuentra un gran salón de columnas con una plaza, una cancha para el juego de pelota, y un basamento piramidal denominado Pirámide Votiva. Cada una de estas edificaciones se conecta a través de una red de calzadas.

Por las noches, la bóveda celeste es el escenario para cargarse al máximo de la energía que este lugar irradia. Aquí se realiza una actividad llamada Arqueología Sideral, en la que, a través de una limpia con flores e inciensos, se liberan las malas energías para después pasar al salón principal en el que cielo repleto de estrellas recibe a los visitantes.

·         Zona Arqueológica de Tingambato

El sitio arqueológico de Tingambato tiene gran valor histórico ya que en sus construcciones se puede encontrar la influencia de la arquitectura teotihuacana. En el lugar se puede apreciar un juego de pelota en desnivel, ruinas de diversas habitaciones y plazas, restos de un acueducto y una pirámide de siete niveles con base cuadrada.

Para cargar energía en este lugar, los asistentes visten de blanco porque de acuerdo las creencias, es el color que absorbe mejor las vibras positivas. El ritual se lleva a cabo en la Pirámide de la Luna donde se realizan diversas danzas, meditaciones y ceremonias. Todo esto sucede bajo el sol pues el objetivo es captar toda la energía posible.

También te puede interesar

Deja un comentario