PND 2019-2024 en turismo busca posicionar a México como destino competitivo

*Se promocionarán durante la administración de Andrés Manuel López Obrador los principales destinos y cadenas de valor en microregiones altamente competitivas

Lino Calderón

México se convertirá en un destino turístico altamente competitivo que incluirá una nueva forma de promoción de los principales destinos del país así como el impulso de cadenas de valor en diversas microregiones del país con vocación turística, y la formación de alianzas con los principales actores del sector, gobierno, y empresarios, indica el nuevo Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de turismo.

El documento detalla en ocho páginas indica que el turismo mexicano es una industria sólida y con gran potencial de crecimiento. La amplia diversidad de recursos naturales (playas, ríos, lagunas, cascadas, montañas, cenotes, selvas), el clima favorable, la riqueza cultural y gastronómica, los pueblos históricos, las ciudades cosmopolitas y los sitios arqueológicos representan grandes ventajas competitivas que resultan atractivas para visitar.

«Para cambiar esta realidad, el objetivo de la actual administración en materia turística será posicionar a México como un destino turístico competitivo y de vanguardia que haga del turismo un pilar para el desarrollo equilibrado entre comunidades y regiones mediante el aprovechamiento sostenible del patrimonio turístico nacional y de los recursos naturales. Por competitivo y de vanguardia se entiende un turismo sostenible y de calidad que ofrezca productos y servicios innovadores, con mayor valor agregado, además de una adecuada articulación de las cadenas de valor; que utilice mecanismos de promoción digitales e innovadores; que promueva relaciones y alianzas con distintos actores relevantes; y que garantice la preservación del patrimonio cultural y de los recursos naturales para asegurar las capacidades turísticas del país en el futuro» asegura el documento.

El Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 en materia de turismo indica que «A pesar de su importante contribución, existen áreas de oportunidad tanto para consolidar los puntos turísticos existentes, como para aprovechar su dinamismo y el posicionamiento del país para impulsar el turismo en otras regiones, de tal forma que el sector turístico contribuya a un desarrollo regional más equilibrado e incluyente. Es necesario implementar acciones que promuevan el crecimiento del turismo hacia nuevos mercados, que aumenten la captación de divisas y que incorporen otras regiones y atractivos con alto potencial turístico y así reducir la alta concentración en pocos destinos». Lo que se refleja en los importantes resultados derivados de la pasada administración y que con esta se busca consolidar.

El plan indica que «A pesar de estar entre los países más visitados, en 2017 México ocupó el lugar número 15 en cuanto a captación de divisas por turismo (OMT), lo cual refleja la necesidad de implementar estrategias que aumenten la estadía promedio del turista así como su gasto. Por otro lado, existe una alta dependencia del turismo a los mercados de EUA y Canadá, que en conjunto representan 70% de los turistas internacionales que visitan México, seguido por América Latina y Europa (OMT). Asimismo, México presenta una alta concentración en destinos fundamentalmente de “sol y playa” así como una concentración en los puertos que reciben cruceros, lo cual se ve reflejado en una densidad turística no solamente a nivel regional sino también a nivel ciudad».

«Si se considera el índice de marginación, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán se sitúan como los estados con mayor grado de marginación. Sin embargo, en estas entidades también se encuentran las ciudades de mayor potencial turístico en México como Cancún, Huatulco, Puebla, Acapulco y San Cristóbal de las Casas. En los destinos turísticos la población en pobreza extrema representa 30% de la población en pobreza extrema a nivel nacional, mientras que para la población en situación de pobreza este porcentaje asciende a la mitad (Coneval). En este sentido, es necesaria la implementación de políticas que distribuyan los beneficios del sector a las comunidades aledañas a los destinos turísticos», indica el documento.

Finalmente indica que para posicionar a Mèxico como potencia turistica se debe desarrollar un modelo turístico con enfoque social e incluyente que democratice los beneficios del turismo, generando una mayor derrama económica en las comunidades locales.

Este es el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 en materia turística

Turismo

Objetivo 3.9 Posicionar a México como un destino turístico competitivo, de vanguardia, sostenible e incluyente.

El turismo mexicano es una industria sólida y con gran potencial de crecimiento. La amplia diversidad de recursos naturales (playas, ríos, lagunas, cascadas, montañas, cenotes, selvas), el clima favorable, la riqueza cultural y gastronómica, los pueblos históricos, las ciudades cosmopolitas y los sitios arqueológicos representan grandes ventajas competitivas que resultan atractivas para visitar.

El turismo beneficia a ciudades, comunidades, empresas y personas a través de la creación de empleos y la generación de ingresos, los cuales son posibles gracias al gasto que realiza el turista en restaurantes, hoteles y productos locales. Además, el turismo es deseable ya que trae consigo beneficios no económicos para la población local como son la construcción de infraestructura y vías de transporte para satisfacer las necesidades del turista; la capacitación educativa y profesional para proporcionar una atención de calidad; la preservación del patrimonio cultural y de los recursos naturales, los cuales son las principales razones de visita; y la creación de empresas pequeñas y comunitarias para proveer bienes y servicios al turista.

Con el esfuerzo de varias generaciones se han alcanzado importantes avances en el sector turístico en cuanto a infraestructura, inversión y generación de empleo. En 2017 México ocupó el sexto lugar mundial en recepción de turistas, siendo el principal destino turístico de América Latina y el Caribe (OMT). Para 2018, se registraron 41.4 millones de turistas internacionales, 5.5% más respecto al año anterior (INEGI).

Se estima que en 2015 24% de los visitantes internacionales realizaron al menos una actividad relacionada con el turismo de naturaleza (Sectur, Semarnat, Fonatur, UNAM, Ictur y Sustentur).

En 2017 el turismo aportó 8.8% al PIB, contribuyendo más que otros sectores de la economía como la construcción, los servicios financieros y seguros, la minería y el sector primario. Además, el sector generó 4 millones de empleos directos y su consumo superó los dos mmp (INEGI).

A pesar de su importante contribución, existen áreas de oportunidad tanto para consolidar los puntos turísticos existentes, como para aprovechar su dinamismo y el posicionamiento del país para impulsar el turismo en otras regiones, de tal forma que el sector turístico contribuya a un desarrollo regional más equilibrado e incluyente. Es necesario implementar acciones que promuevan el crecimiento del turismo hacia nuevos mercados, que aumenten la captación de divisas y que incorporen otras regiones y atractivos con alto potencial turístico y así reducir la alta concentración en pocos destinos.

En 2017 el turismo aportó 8.8% al PIB, contribuyendo más que otros sectores de la economía como la construcción, los servicios financieros y seguros, la minería y el sector primario. Además, el sector generó 4 millones de empleos directos y su consumo superó los dos mmp (INEGI).

A pesar de su importante contribución, existen áreas de oportunidad tanto para consolidar los puntos turísticos existentes, como para aprovechar su dinamismo y el posicionamiento del país para impulsar el turismo en otras regiones, de tal forma que el sector turístico contribuya a un desarrollo regional más equilibrado e incluyente. Es necesario implementar acciones que promuevan el crecimiento del turismo hacia nuevos mercados, que aumenten la captación de divisas y que incorporen otras regiones y atractivos con alto potencial turístico y así reducir la alta concentración en pocos destinos.

A pesar de estar entre los países más visitados, en 2017 México ocupó el lugar número 15 en cuanto a captación de divisas por turismo (OMT), lo cual refleja la necesidad de implementar estrategias que aumenten la estadía promedio del turista así como su gasto. Por otro lado, existe una alta dependencia del turismo a los mercados de EUA y Canadá, que en conjunto representan 70% de los turistas internacionales que visitan México, seguido por América Latina y Europa (OMT). Asimismo, México presenta una alta concentración en destinos fundamentalmente de “sol y playa” así como una concentración en los puertos que reciben cruceros, lo cual se ve reflejado en una densidad turística no solamente a nivel regional sino también a nivel ciudad.

Si se considera el índice de marginación, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán se sitúan como los estados con mayor grado de marginación. Sin embargo, en estas entidades también se encuentran las ciudades de mayor potencial turístico en México como Cancún, Huatulco, Puebla, Acapulco y San Cristóbal de las Casas. En los destinos turísticos la población en pobreza extrema representa 30% de la población en pobreza extrema a nivel nacional, mientras que para la población en situación de pobreza este porcentaje asciende a la mitad (Coneval). En este sentido, es necesaria la implementación de políticas que distribuyan los beneficios del sector a las comunidades aledañas a los destinos turísticos.

Para cambiar esta realidad, el objetivo de la actual administración en materia turística será posicionar a México como un destino turístico competitivo y de vanguardia que haga del turismo un pilar para el desarrollo equilibrado entre comunidades y regiones mediante el aprovechamiento sostenible del patrimonio turístico nacional y de los recursos naturales. Por competitivo y de vanguardia se entiende un turismo sostenible y de calidad que ofrezca productos y servicios innovadores, con mayor valor agregado, además de una adecuada articulación de las cadenas de valor; que utilice mecanismos de promoción digitales e innovadores; que promueva relaciones y alianzas con distintos actores relevantes; y que garantice la preservación del patrimonio cultural y de los recursos naturales para asegurar las capacidades turísticas del país en el futuro.

Para lograr el objetivo propuesto se desarrollará un modelo turístico con enfoque social e incluyente que democratice los beneficios del turismo, generando una mayor derrama económica en las comunidades locales.

Se buscará diversificar la oferta turística, aprovechando la dinámica de los destinos preferidos por los turistas nacionales e internacionales para así incentivar nodos de desarrollo turístico regional en zonas emergentes y con alto potencial. En este sentido, se coordinarán acciones con los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, para definir en conjunto proyectos de turismo en sus territorios, aprovechando su riqueza cultural para atraer a turistas interesados en vivir experiencias únicas y conocer más sobre la forma de vida de estas comunidades.

Asimismo, se fortalecerá el desarrollo, la promoción y la comercialización de los productos y destinos turísticos existentes, con un enfoque en los principales mercados y nichos de alto poder adquisitivo. Lo anterior con la finalidad de aumentar la competitividad de México respecto a otros destinos internacionales, incrementar la captación de divisas, y cumplir con los estándares de calidad conforme a las necesidades y las expectativas tanto del turista tradicional (proveniente de América del Norte) como del turista proveniente de nuevos mercados. La prioridad del gobierno será mantener la competitividad de los productos y destinos turísticos existentes y emergentes.

Finalmente, se continuará con la consolidación del modelo sostenible en los destinos turísticos del país, con el propósito de promover el ordenamiento turístico y el entorno natural como base de la atracción turística.

Para alcanzar el objetivo se proponen las siguientes estrategias:

  • 3.9.1 Desarrollar un modelo turístico con enfoque accesibilidad, sostenibilidad e inclusión orientado brechas de desigualdad entre comunidades y regiones.
  • 3.9.2 Fortalecer la competitividad de los productos integración de las cadenas de valor del sector.
  • 3.9.3 Impulsar acciones innovadoras de planeación integral, promoción, comercialización y diversificación de mercados y oferta turística.
  • 3.9.4 Implementar políticas de sostenibilidad y resiliencia de los recursos turísticos, enfocadas a su protección, conservación y ampliación.
  • 3.9.5 Promover y consolidar los proyectos de turismo indígena con respeto a los usos y costumbres, considerando el ordenamiento territorial, regional y urbano.
  • En el Decálogo de propuestas ciudadanas para el gobierno, el turismo aparece con el número 3:
  • 3.- Dotar de infraestructura a las comunidades rurales para desarrollar turismo y facilitar el acceso de estas comunidades a permisos turísticos y certificados de guías turísticos.

También te puede interesar

Deja un comentario