Noticia

Riviera Maya cierra 2018 con ocupación hotelera del 80 por ciento

Redacción / Inversión Turística

De acuerdo con la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), el sector hotelero de este destino turístico de Quintana Roo cerró el año con promedio general de ocupación del 80 por ciento, tres puntos menos que el 2017, y una reducción de 431 mil 284 cuartos ocupados por noche.

La asociación señaló que de enero a diciembre del año pasado, se contabilizaron 13.2 millones de cuartos noche ocupados, comparado con los 13.6 millones alcanzados en el 2017, año en el que la ocupación hotelera acumulada alcanzó el 83 por ciento.

Refirió que en el último mes del año pasado, la ocupación hotelera registró un 79 por ciento, con un millón 145 mil cuartos noche ocupados, apenas uno por ciento menor a los 80 por ciento que se obtuvieron en diciembre de 2017, con un millón 161 mil cuartos noche ocupados.

Conrad Bergwerf, presidente de la AHRM convocó a las autoridades locales y federales a desarrollar un sistema integral de manejo del recale masivo del sargazo que afecta el flujo del turismoen este inicio de año nuevamente.

Entre sus acciones incluiría el monitoreo y vigilancia del sargazo, un sistema de alerta temprana, así como acciones a realizar cuando las plantas marinas todavía se encuentren en aguas internacionales, lleguen a aguas nacionales y laguna arrecifal, señaló.

Además, los trabajos que se realizarán después de su arribo a las costas del estado, como son su recolección, traslado y disposición.

“Ya existen consensos sobre la magnitud del problema, origen, afectaciones económicas, afectaciones ambientales y regionalización del fenómeno. Es necesario trabajar en varios niveles, es decir a nivel local con la participación del estado y municipio, a nivel federal e incluso en el ámbito internacional”, precisó.

El líder de los hoteleros dijo que la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya participa activamente como parte del Fideicomiso de Zona Costera, sectorizado a la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA), que reemplaza al anterior fideicomiso encargado del rescate de playas.

Recordó que sus fuentes de ingresos serán los recursos de la Zofemat, así como aportaciones de los tres niveles de gobierno y de cooperación internacional.

Conrad Bergwerf pidió a las autoridades municipales a utilizar con eficiencia y transparencia los recursos captados por el recién aprobado Derecho de Saneamiento Ambiental para hacer frente al mantenimiento de playas, el manejo integral de los desechos y la instalación de alumbrado público con tecnología que contamine menos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: