Noticia

EU exige investigar a cadenas de hoteles Iberostar, Secrets y Grand Oasis por venta de alcohol adulterado

*Acusan a hoteles mexicanos de Cancún de drogar a turistas estadounidenses con alcohol de mala calidad

Lino Calderón / Inversión Turística

Luego de la misteriosa muerte de una joven estadounidense de 20 años en el hotel de Iberostar Hotel & Resorts’ Paraiso del Mar, el Departamento de Estado de Estados Unidos solicitó al gobierno mexicano realizar una profunda investigación sobre la venta y distribución ilegal de alcohol ilegal y adulterado en las cadenas hoteleras de Cancún ya que no es el único incidente que se reporta en los últimos año sino se ha generalizado en el último trienio.
En el reporte del Departamento de Estado, el gobierno de EU solicitó incluso investigar a las cadenas hoteleras de las marcas Secrets y Gran Oasis y otra media docena de hoteles por la venta ilegal de alcohol adulterado y que han intoxicado a decenas de turistas estadounidenses que han adquirido paquetes de viajes con “todo incluido”.
Casi 300 estadounidenses se han ahogado en México en la última década, 39 sólo en 2016, pero no hay datos específicos sobre la relación con hoteles mexicanos.
Un informe de 2015 del Servicio de Administración Tributaria de México reveló que el 43 % de todo el alcohol consumido en dicho país es ilegal, producido bajo procedimientos no reglamentados resultando en mezclas potencialmente peligrosas.
La autoridad de Salud en México ha incautado más de 1,4 millones de galones de alcohol adulterado desde 2010, no sólo de pequeños establecimientos locales, sino de hoteles y otras áreas de entretenimiento, según un informe de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos para la Salud de 2017.
Las mezclas que realizan con este alcohol son capaces de que las personas vean su salud extremadamente afectada perdiendo la conciencia como les ha sucedido tanto a hombres como mujeres, jóvenes y viejos, solteros y parejas. Esto lo certifican las entrevistas y registros de hospitales de casi una docena de viajeros y familiares de personas que murieron o resultaron heridas en los centros vacacionales.

Hoteles se deslindan de responsabilidad
Estos hechos ya se han registrado en la propiedad del complejo Iberostar en Cancún y en el grupo de hoteles de la compañía a 30 millas al sur en Playa del Carmen, e igualmente ha sucedido a huéspedes en otros complejos hoteleros con todo incluido en la región dentro de los que destacan como Secrets y el Grand Oasis.
A menudo, los turistas informan que bebieron tequila, pero en otros casos fue el ron, la cerveza u otro alcohol. Algunos dijeron que sólo tomaron una o dos copas antes de perder el conocimiento y despertarse horas después, sin recordar cómo regresaron a sus habitaciones o al hospital, ni cómo se lesionaron.
Los afectados también señalaron que la sensación de estar drogado es muy diferente a la de estar borracho. Se sentían seguros de que lo que les pasaba era causado por algo más que beber demasiado, también casi todos informaron que su experiencia ocurrió dentro de los dos primeros días de su estancia, varios optaron por abandonar los centros turísticos y regresar a casa antes de lo previsto.
Una portavoz de Iberostar, con sede en España, dijo por medio de un comunicado que la compañía toma en serio la salud y la seguridad de sus huéspedes, también indicó que la compañía mexicana cuenta con cerca de 500.000 clientes al año y que se adhiere a estrictas normas regulatorias.
“Trabajamos con una gran cantidad de proveedores no únicos de Iberostar que prestan servicios a otras cadenas hoteleras y marcas de renombre”, indica el firmado por la portavoz de la empresa, Yazmine Esparza quien agrega: “Del mismo modo, sólo compramos botellas selladas que satisfagan todas las normas requeridas por las autoridades reguladoras designadas”.

Gobierno de Estados Unidos y sitios web
turísticos con poca información de riesgo
Es difícil calcular los alcances que estos hechos han tenido ya que el Departamento de Estado de Estados Unidos registra la muerte de ciudadanos estadounidenses en países extranjeros, pero no siempre tiene muchos detalles. La agencia no registra la frecuencia con la que las personas son drogadas o heridas. Una búsqueda de los datos muestra que casi 300 ciudadanos estadounidenses se han ahogado en México en la última década, 39 sólo en 2016. La base de datos no proporciona el evento circundante.
El último aviso del Departamento de Estado sobre viajes a México fue publicado en diciembre de 2016, no menciona ninguna preocupación por los vacacionistas en complejos con todo incluido. De hecho, sugiere que son relativamente seguros.
“Las áreas turísticas y los destinos turísticos en México generalmente no ven el nivel de violencia y delincuencia relacionadas con las drogas que se reportan en la región fronteriza o en áreas a lo largo de las principales rutas de tráfico”, dice el comunicado.
Los sitios web de confianza, como TripAdvisor, Expedia y otros, tienen políticas estrictas que limitan lo que se permite incluir en las revisiones de los clientes en línea. Así, mientras que los lectores pueden aprender que el marisco de un complejo no es fresco, las camas son demasiado duras, o cosas como que los invitados fueron agredidos en dichos lugares o que creían que un camarero les puso algo en sus bebidas no salen publicadas.
Cuando afectados o sus familiares han tratado de describir lo sucedido en estos hoteles, sus comentarios fueron rechazados, no hay un centro de intercambio de información para ese tipo de hechos.
Es fácil para aquellos que investigan las próximas vacaciones obtener una falsa sensación de seguridad, dijo Maureen Webster, quien lanzó el sitio Mexicovacationawareness.com hace casi diez años, después de que su hijo de 22 años, Nolan, se ahogó en la piscina de un resort mexicano .
“Cada vez, cada vez, algo malo sucede, ellos [centros y autoridades mexicanos] culpan a la víctima”, dijo Webster quien también indicó: “Dicen que estaban borrachos, borrachos, borrachos, borrachos, es una vergüenza para el gobierno de Estados Unidos por no hacer esto un problema”, dijo.

Se mantiene la alerta
A pesar de todo, el Departamento de Estado actualizó la guía de seguridad para México en su sitio web, instando a los turistas a evitar el exceso de alcohol. “Si usted decide beber alcohol, es importante hacerlo con moderación y parar y buscar atención médica si comienza a sentirse mal”.
La actualización de la advertencia sigue a una investigación realizada por el Milwaukee Journal Sentinel sobre la muerte de una mujer de Wisconsin durante su estadía en un hotel todo incluido.
La muerte de Abbey Connor, de 20 años, es sólo uno de los muchos incidentes de viajeros que se enferman después de beber alcohol en los centros turísticos mexicanos, informó el periódico.
Connor fue sacada de una piscina en un complejo de Iberostar cerca de Playa del Carmen en enero, según el periódico.
Después de publicar la historia, el periódico recibió numerosos reportes de otros viajeros que afirmaron haberse enfermado en resorts en Cancún y Playa del Carmen.
Iberostar dijo que está cooperando con las autoridades.
“La seguridad de los huéspedes es la máxima prioridad para nosotros”, dijo en un comunicado. “Estamos profundamente entristecidos por este incidente y reiteramos nuestras más profundas condolencias a la familia”.
La secretaria de turismo de Quintana Roo, Marisol Vanegas, dijo que el estado no ha recibido ninguna queja o demanda sobre el tema. Dijo que la región recibe 11 millones de turistas al año en más de 98.000 habitaciones de hotel, y se adhiere a estrictas medidas de calidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: