Eywa Lodge, ofrece experiencia de viaje junto a la naturaleza

Redacción / Inversión Turística

Eywa Lodge Amazonas abrió sus puertas en plena selva, cerca de la ciudad de Iquitos, junto al majestuoso nacimiento del río Amazonas. Este proyecto es el resultado del emprendimiento de tres jóvenes españoles que quedaron cautivados por la grandiosidad de la Amazonía peruana.

Con una ubicación estratégica junto a la Reserva Nacional Pacaya Samiria, Eywa Lodge Amazonas ofrece una experiencia inmersiva en plena selva amazónica. El hotel se encuentra conectado a través del aeropuerto de Iquitos, donde el equipo de Eywa Lodge transporta al viajero al alojamiento en el corazón de la jungla.

Su enfoque local y sostenible, promete una experiencia única si buscas sumergirte en la naturaleza virgen de la selva amazónica de una forma auténtica. Además, a través de iniciativas solidarias y proyectos de apoyo, el hotel busca mejorar la calidad de vida de las comunidades locales para contribuir a su desarrollo.

Eywa Lodge garantiza una estancia inolvidable: excursiones por la selva para descubrir monos y perezosos, viajes en barco para avistar delfines, aventuras nocturnas bajo el cielo estrellado de la Amazonía… El hotel ofrece un amplio abanico de actividades para satisfacer a los amantes de la naturaleza y los viajeros más intrépidos.

Tres amigos en la selva y un sueño emprendedor

Álvaro López, Jara Velilla y Alejandro Aguiar, tres jóvenes españoles emigrados a Alemania, viajaron a la zona en 2021 y quedaron impresionados por la majestuosidad de la selva y la desconexión que experimentaron. Al percatarse de los escasos recursos con los que cuentan las comunidades locales para sustentarse y proteger el ecosistema, decidieron embarcarse en este proyecto.

Cada detalle ha sido cuidadosamente diseñado para minimizar el impacto ambiental y maximizar el bienestar de los huéspedes, creando así un equilibrio armonioso entre la comodidad y la sostenibilidad.

En palabras de los socios fundadores: “La experiencia en la selva nos dejó sin palabras, pero no los estándares de calidad y sostenibilidad de los lugares donde estuvimos, así que nos propusimos hacerlo mejor. Así surgió este proyecto tan bonito por su componente social y medioambiental”.

También te puede interesar

Deja un comentario