Estos son los mejores road trips de Argentina

Redacción / Inversión Turística

Conocer Argentina en auto es una excelente idea para no perderse la mística del paisaje. Cada lugar del recorrido esconde nuevos escenarios imponentes, únicos, mágicos. El camino es el destino, dijo el Instituto Nacional de Promoción Turística de Argentina (INPROTUR).

Argentina es un país ideal para subirse al auto y perderse en sus rutas para quedar inmerso en los detalles de cada paisaje. Montañas, desiertos, ríos, lagos, el mar y campo son algunos de los escenarios para disfrutar y un road trip es una excelente opción para conocer este mágico país aprovechando el tipo de cambio y pocos requisitos sanitarios para ingresar, agregó y enumeró los siguientes:

La Quebrada de Humahuaca

Inmensas montañas verdes, naranjas, rojas y violetas rodean la Ruta 9 sobre la que se desarrolla la magia de la Quebrada de Humahuaca, en el norte de Argentina. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, enamora a cualquiera. Con alturas que varían entre los 1600 y 4600 metros, las postales que regala son increíbles.

Disfrutando de un camino alrededor de la montaña, a 25 kilómetros de la histórica ciudad de Humahuaca, se llega a la Serranía del Hornocal, punto imperdible en este trayecto. Ubicada a 4761 metros sobre el nivel del mar, cuando el sol lo ilumina sus 14 colores brillan y eclipsan.

El Cerro de los Siete Colores y el Camino de los Colorados en Purmamarca, también son imperdibles. La advertencia sobre esta ciudad es lo difícil que puede resultar irse porque entre la paz y la belleza que entrama, conquista a todo turista. Y la gastronomía típica con platos tradicionales de la región como tamales y humitas deleita los paladares.

La Ruta 40

Hay una ruta en particular que une sensaciones, emociones y experiencias. De norte a sur, la Ruta 40 atraviesa el país con sus 5200 kilómetros de paisajes que erizan la piel. Montañas, ríos, lagos y desiertos son parte del camino que comienza en  Cabo Vírgenes, provincia de Santa Cruz y finaliza en la cálida ciudad de La Quiaca, en Jujuy, a 3442 metros de altura.

Su traza acompaña a la Cordillera de los Andes, recorre 27 pasos cordilleranos y alcanza los 5.000 metros sobre el nivel del mar, lo que la convierte en la ruta más alta de América y la segunda del mundo. Principalmente en el noroeste, en la Patagonia Argentina, se vive una increíble pasión por recorrerla y se la lleva dibujada en remeras porque es parte de la identidad de estas zonas.

Como si fuera poco, pasa por 5 Patrimonios de la Humanidad como son la Quebrada de Humahuaca, el Parque Nacional Talampaya, en La Rioja, el Parque Provincial Natural Ischigualasto también conocido como “Valle de la Luna”, en San Juan, y el Parque Nacional Los Glaciares y la Cueva de las Manos, en Santa Cruz.

Las rutas del vino

Buenos paisajes y enoturismo es la excelente combinación que ofrece Cafayate en la provincia de Salta. Escondida detrás de caminos entre montañas, esta ciudad se dedica a la cepa Torrontés, una uva blanca con la que se elabora el vino que se destaca por su aroma y sabor frutados. En San Carlos, Cachi, Molinos y La Viña también se pueden visitar bodegas que se dedican a variedades como Cabernet Sauvignon, Malbec, Bonarda, Syrah.

La postal de los viñedos acariciando la Cordillera se repite en el noroeste, en la ciudad de Mendoza, donde el turismo es atraído por sus vinos de renombre internacional. En el Valle de Uco, las bodegas organizan deleitantes experiencias gastronómicas que deslumbran los sentidos.

A pocos kilómetros de la ciudad, espera el noble circuito de la Alta Montaña. Y por qué no tomar un momento de profundo relax en las hermosas termas de Cacheuta, internadas en el corazón mismo de la montaña, para luego continuar hacia Puente del Inca y terminar visitando el imponente Cerro Aconcagua.

La Ruta de los 7 lagos

También sobre la Ruta 40 es obligatorio deleitarse con la llamada «Ruta de los 7 lagos» a la altura de Neuquén. Se trata de un camino mágico de 110 kilómetros que recorre increíbles paisajes con el agua cristalina, azul o esmeralda entre las montañas y bosques. Incluso, pasar la noche bajo las estrellas en uno de estos lagos es tener una vivencia inolvidable.

La Ruta del Mar Patagónico

Recorrer en auto la Ruta Nacional 3 también es una gran elección. Desde la Río Negro hasta Santa Cruz, la magia de la Patagonia se manifiesta en los paraísos naturales que se van mostrando como playas, acantilados, penínsulas, golfos y bahías. El paisaje se completa con la fauna característica que conforman las ballenas, orcas, pingüinos, elefantes marinos y aves.

De esta forma, se pueden conocer las extravagantes especies que habitan en Península Valdés y Punta Tombo, la Ruta de los Acantilados o «Camino de la Costa», las hermosas playas de Las Grutas, Ría Deseado y el Parque Nacional Monte León, entre otros puntos.

Esta temporada es ideal para tomarse un tiempo, subirse a un auto y hacer estos recorridos inolvidables. El tipo de cambio es favorable por lo que los valores son accesibles y se puede ingresar al país sin hacer cuarentena, solo es requisito tener  la vacunación contra el Covid-19 completa y un test previo al viaje.

También te puede interesar

Deja un comentario