Denuncian campañas turísticas «de engaño» en Quintana Roo

Cortesía / Sol Quintana Roo

Cancún.- El Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ) se ha convertido en un sediento “elefante blanco” que consume millonarias cantidades de dinero del pueblo quintanarroense sin traer beneficios para los sectores productivos del estado, especialmente de la zona norte en donde se concentran los principales atractivos vacacionales.

En febrero del presente año, el director general y representante legal del CPTQ, Darío de Jesús Flota Ocampo, le adjudicó de manera directa un contrato por 120 millones de pesos a MLM Comunicación y Asesoría Jurídica S.C. para la contratación de campañas de publicidad en el mercado internacional.

Dichas campañas de publicidad, según el contrato número CPTQ 30/2021 que se exhibe en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), tenían como fin la promoción de Quintana Roo y el Caribe Mexicano 2021.

Al detalle, la campaña publicitaria tiene como fin crear una estrategia en el mercado internacional con la definición de acción, temporalidad, canales y vehículos a utilizar y los mensajes a posicionar.

Asimismo, se ofrece creatividad y producción de material publicitario y promocional, la planeación, negociación, contratación, seguimiento, control y administración de espacios publicitarios internacionales.

La coordinación de acciones de publicidad cooperativa con socios comerciales; el desarrollo de planes, negociación, contratación, optimización, monitoreo y administración de espacios en plataformas y/o medios online.

Y además la planeación, coordinación, ejecución y administración de acciones promocionales, acciones no convencionales y activaciones en y para eventos de nicho, todas estas acciones a desarrollar tienen una vigencia del 22 al 31 de diciembre de 2021.

Sin embargo, muchas las acciones propuestas en el contrato a la fecha no han tenido una eficacia, de hecho, son hasta engañosas porque ofrecen al turismo internacional destinos impecables, limpios, sin sargazo y con la garantía de sanidad, mismas que no se han cumplido.

Ocultan al turismo extranjero que en plena temporada veraniega el arribazón de sargazo está en su máximo esplendor en la mayoría de las principales playas, en los andadores de Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen y Tulum lucen montañas de la macroalga que generan gases pestilentes que hacen que el turismo se moleste.

Pero los proveedores que contrató el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo ofrecen al mundo playas limpias de sargazo y seguras en materia sanitaria para evitar contagios de Covid-19. Sin embargo, los turistas extranjeros se topan con una realidad distinta.

En la actualidad, Quintana Roo se encuentra en la cúspide de los contagios por Covid-19, gracias a esas campañas engañosas pues lo único que han propiciado es que el turismo venga a contagiar y a contagiarse mediante las fiestas que organizan en centros de hospedaje, bares y antros sin las debidas medidas sanitarias. Es más, están descontroladas gracias a la omisión y negligencia de las autoridades.

Estos dos engaños quizá sean el menor de los males. Lo que realmente es escandaloso es la cantidad de dinero que se despilfarra en nombre de la promoción del turismo. Según el contrato, la empresa MLM Comunicación y Asesoría Jurídica S.C. obtuvo 120 millones de pesos, 10 millones de pesos mensuales en promedio.

Pareciera una cifra razonable para las grandes necesidades de promoción turística. Sin embargo, no lo es porque esos recursos no llegan a su destino, se invierten en dos o tres portales cantidades menores. Pues son en realidad las propias cadenas hoteleras y la recomendación boca a boca las que realmente funcionan en la promoción turística.

Además, el proveedor no aparece en la Registro Público del Comercio, y curiosamente el único que le ofrece contratos es el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, por lo que puede tratarse de una empresa facturera o prestanombres de los hombres poderosos del gobierno de Quintana Roo, y especialmente del director de la dependencia Darío de Jesús Flota Ocampo.

Pero esta empresa no es la única que ha obtenido grandes beneficios, hay otras que han sido agasajadas, como por ejemplo la empresa Media Mas S.A., propiedad de Alejandro Chombo Santillán. En pasadas ediciones lo dimos a conocer en estas páginas, en pleno confinamiento por Covid-19, el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo de Darío Flota, pagó 230 millones de pesos a la empresa Media Mas S.A., propiedad de Alejandro Chombo Santillán, para supuestamente difundir por el mundo los atractivos turísticos del estado peninsular.

Según el contrato número CPTQ 36/2020 que fue asignado por adjudicación directa el pasado 20 de marzo de 2020, precisamente cuando el coronavirus se extendía por Europa y Estados Unidos y comenzaban a cerrar fronteras en las principales potencias generadoras de turismo.

El monto del contrato fue por 230 millones de pesos para el periodo del 20 de marzo de 2020 al 31 de diciembre de 2020, dinero que fue tirado a la basura, porque esos meses se registraron los más bajos niveles de ocupación de visitantes procedentes del interior del país como los procedentes de otros puntos del mundo.

Bajo el concepto de “Servicios integrales para la publicidad y promoción de Quintana Roo-Caribe Mexicano”, el director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, Darío Flota Ocampo, parecía llevar prisa al otorgarle el contrato a su amigo Alejandro Chombo Santillán, quien también es dueño de la Empresa Servicios Especializados para Turismo y Comunicación S.A. de C.V.

La decisión del funcionario estatal de entregar el contrato millonario a la empresa Media Mas S.A., que, por cierto, no está inscrita en el Registro Público del Comercio, demuestra una ineptitud total en el manejo de los recursos públicos o una participación directa en el desvío de dinero que tanta falta hizo para impedir muertes por coronavirus en el estado.

Pese a que el turismo no fue una actividad esencial y las fronteras en el mundo estaban cerradas para la salida de sus ciudadanos, la oficina descentralizada asegura que durante ese periodo realizo sus trabajos de promoción, impulso y ejecución de programas estratégicos en materia turística y la comercialización de sus marcas.

La empresa Media Mas S.A., con dirección en la Calle Montecito, número 38, piso 37, oficina 17, colonia Nápoles, Código Postal 03810, delegación Benito Juárez, Ciudad de México, no cuenta con registro ante el Registro Público del Comercio, y filial de Empresa Servicios Especializados para Turismo y Comunicación S.A. de C.V., señalada por obtener grandes beneficios con el Consejo de Promoción Turística de México.

Las muestras de la ineficiencia e ineficacia del Consejo de Promoción Turística del Estado de Quintana Roo que encabeza Darío Flota Ocampo, quedaron expuestas con los millonarios contratos que adjudicó a sus amigos.

El despilfarro bien puede controlarse y dedicar recursos al combate del sargazo y al cuidado del turismo frente al Covid-19, pero les es más fácil quedarse con el dinero, enriquecerse a costo del pueblo.

Pero la corrupción que se vive en el CPTQ tiene su origen en la misma dependencia. Darío Flota Ocampo, el actual líder del órgano turístico fue titular del extinto Fideicomiso de Promoción Turística de Cozumel y la Riviera Maya, durante el gobierno de Roberto Borge Angulo. Este personaje fue relacionado con una serie de empresas fantasma, que le valieron una investigación ante la Procuraduría General de la República (PGR), interpuesta por la organización civil Somos Tus Ojos Transparencia por Quintana Roo.

La sombra de la corrupción ha perseguido a Flota Ocampo, pues también se le señala como uno de los prestanombres del exgobernador Roberto Borge Angulo, recluido en un penal de readaptación psicosocial del estado de Morelos.

También te puede interesar

Deja un comentario