Expedia Group revela el impacto económico de los viajeros que reservan en OTAs

Redacción / Inversión Turística

Un nuevo estudio de Expedia Group, en alianza con la agencia de investigación mundial BVA BDRC, examina las contribuciones de las agencias de viajes en línea (OTA) al sector de los viajes y el turismo de México, las pautas de gasto de los viajeros que reservan a través de OTAs y el papel de estas en el viaje de reserva de hoteles. El análisis señala la creciente importancia de los viajeros que usan los sitios web de viajes para impulsar la recuperación económica del sector de viajes del país.

De acuerdo con la investigación, los viajeros tienen un 40% más de probabilidades de reservar un hotel a través de una OTA que antes de la pandemia. Debido a que las OTAs atraen a más viajeros de placer, están bien posicionadas para captar el único segmento que viaja actualmente. Sin embargo, otras de las motivaciones de reservación de viajeros emergentes que contribuyen a un aumento en la preferencia por las agencias de viajes en línea, son:

Más de la mitad buscan la mejor tarifa

Más de un tercio busca promociones y ofertas tentadoras

Más de una cuarta parte quiere comparar propiedades en un mismo lugar para encontrar la mejor opción que satisfaga sus necesidades

Otras motivaciones incluyen la posibilidad de comprar varios productos en un solo lugar como vuelos, actividades y renta de autos (33%); comprar un paquete con oferta, como vuelo más hotel, en una sola transacción (24%); obtener puntos de recompensa (16%); y el gasto de puntos recompensa (11%)

Los viajeros que usan OTAs gastan más, se hospedan más tiempo y generan más ingresos

La investigación reveló que antes de la pandemia, los viajeros que reservaron a través de una OTA se quedaban más noches, pasaban más tiempo en propiedades y generaban más ingresos para las comunidades locales en comparación con los que reservaban directamente en los hoteles:

Los viajeros que usan las agencias en línea se quedan más noches en comparación con los que reservan directamente en los hoteles. Los usuarios de OTAs tanto para viajes nacionales como internacionales, permanecen la misma cantidad de noches en comparación con los que reservan directamente en los hoteles. En promedio, quienes reservan viajes domésticos a través de las OTAs y los que hacen reservas directas se quedan casi cuatro noches, mientras que los viajeros que programan viajes internacionales en OTAs y los que hacen reservas directas se quedan poco más de siete noches.

Quienes usan las OTAs para realizar viajes domésticos gastan 50% más por viaje que quienes hacen reservas directas y, a pesar de la percepción de que los usuarios de OTAs buscan tarifas más baratas, gastan casi 50% más que quienes reservaron directamente en el alojamiento. Los viajeros que reservan viajes internacionales en OTAs también gastan más que quienes hacen reservas directas de hotel (en el total del viaje un 18% más y en el alojamiento un 20% más).

Los usuarios que reservan viajes domésticos a través de las OTAs gastan casi un 23% más dentro de las propiedades que quienes reservan directamente con los hoteles. Así, éstos superan a los viajeros que hacen reservas directas de hotel en casi todas las categorías medidas: consumo en restaurante, minibar, bar (con casi el doble de probabilidades de uso), servicios, lavandería, spa y guardería. Para viajes internacionales, los usuarios de OTAs también superan a los que hacen reservas directas en un 12%, en particular en los servicios de comedor y bar.

Los viajeros que usan las OTAs para viajes domésticos generan más estímulo económico, tanto para los destinos como para las comunidades que los apoyan ya que gastan más en comidas y bebidas (+20%), actividades (+24%) y alquiler de coches (+4%). Estos usuarios son viajeros animados, que pasan tiempo en las playas, degustan la cocina local y visitan las atracciones culturales que figuran en la lista de actividades y recomendaciones del viaje.

«La industria está mostrando signos tempranos y prometedores de recuperación, pero la forma en que la gente viaja -y la forma en que toma decisiones- ha cambiado», dijo Cyril Ranque, presidente de Traveler Partners Group en Expedia Group. «Como parte de nuestro objetivo de ser un socio de confianza para nuestros proveedores de viajes, nos dedicamos a encontrar la información que les ayudará a reajustar sus estrategias y a atraer a viajeros de valor».

El estudio también reveló otros aspectos clave acerca de los comportamientos emergentes de los viajeros impulsados por la pandemia, que incluyen:

¿Cuándo viajarán? Casi el 40% de los encuestados esperan viajar dentro de seis meses o más después de que termine el brote, el 18% dice que dentro de uno o dos meses y el 13% dice que dentro de dos o tres meses.

¿Cómo llegarán? Más del 20% espera viajar en automóvil dentro de México. Casi dos tercios eligieron la playa como destino preferido, seguidos de las ciudades pequeñas (39%), las grandes ciudades (22%) y las montañas (13%).

¿Por qué volverán a viajar? Ver a la familia y los amigos es la principal razón por la que los mexicanos volverán a viajar (32%), seguida de la necesidad de un descanso vacacional para relajarse (25%).

¿Dónde preferirán reservar? En el segmento de los viajes de ocio y de negocios, el 40% de los mexicanos respondió que reservaría a través de OTAs, seguido por el 28% que reservaría directamente en el hotel, mientras que el 26% lo haría a través de un sitio de rentas vacacionales, como Vrbo.

También te puede interesar

Deja un comentario