Del horno a tu altar… industria panificadora con el pan de muerto para la celebración

Redacción / Inversión Turística

La milenaria celebración de Día de Muertos es una de las más representativas del país, donde además de recordar a nuestros seres queridos, podemos disfrutar de productos y platillos de temporada.

El pan de muerto es una variedad de las casi mil 200 de pan que tiene nuestro país, y que desde luego es deliciosa. Gracias a la gran diversidad cultural de México también podemos encontrar diferentes tipos de panes de muerto en cada región.

Las ventas de este rico producto se elevan conforme se acerca la festividad de Día de Muertos. Tan es así, que según datos de CANAINPA (Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México), se consumen alrededor de 30 millones de piezas tan sólo entre el 30 de octubre y el 2 de noviembre.

Debido a la emergencia sanitaria tanto las pymes como las grandes tiendas de autoservicio, se dieron a la tarea de lanzar este producto 16 semanas antes de la celebración del Día de Muertos, con la finalidad de reactivar la compra de pan dulce, logrando un incremento de ventas. En el caso de las tiendas de autoservicio, por ejemplo, las ganancias se elevaron un 17%, que, si bien no superó las ganancias con respecto al año pasado, mantuvieron su nivel, lo que en medio de la pandemia, no es una mala señal.

En el marco de esta celebración, se llevó a cabo el Conversatorio Online: Del horno a tu altar contando con la participación de Borja Esteban Martínez, director general de CANAINPA; José Luis Fuentes Pochat, presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de la Industria Molinera de Trigo (CANIMOLT) y Luis Hernando Cervera Mondragón, director general del Instituto Latinoamericano de Cereales (ILCEREALES) quienes hablaron de la importancia del consumo de trigo y por ende de panes y cereales como un elemento básico en la mesa de los mexicanos. El trigo es el segundo cereal con más consumo en el país, solo después del maíz, destacaron.

Las tres instituciones que participaron en este conversatorio representan el ciclo de producción y distribución de este producto tan importante, el pan. Los panelistas comentaron que, preocupados por la alimentación de los mexicanos han ido complementando la producción de las harinas con nutrientes sumamente importantes como el hierro, el zinc, el complejo B y el ácido fólico, que ayudan a fortalecer la salud de todo el país. Además, reconocen estos últimos meses del año como una oportunidad para recuperarse en ventas ya que debido a las celebraciones como: el Día de Muertos, la Navidad, Año Nuevo y el Día de Reyes, las ventas de pan incrementan. Los tres ponentes señalaron que esperan que este incremento en ventas no sea la excepción.

De acuerdo con datos de la CANAINPA, la industria panificadora en México es la tercera fuerza empleadora del país, generando 600 mil empleos directos y 1 millón 700 mil indirectos; además, el sector se constituye por 58 mil 622 establecimientos con actividad de panificación; panaderias 68%, pastelerías 18%, tortillerías 12% y algunos negocios enfocados a una sola variedad de pan 1.8%. El 91% de los establecimientos corresponde a la panadería de tipo tradicional, el 0.1% a la panadería industrial y el 9% a las panaderías dentro de los autoservicios.

“Relleno de nata, con ajonjolí, chocolate, o de azúcar, consumir pan de muerto contribuye de manera positiva a la reactivación económica del país. Gracias a ello el sector agrícola, las harineras, azucareras, chocolateras, las panaderías grandes y pequeñas, tienen la oportunidad de seguir brindando sus servicios y de generar empleos”, señala CANAINPA.

También te puede interesar

Deja un comentario