Catedral de Notre Dame, eje de historia y turismo invaluable

Redacción / Inversión Turística

Ubicada en la parte más antigua de París, Île de Cité, que se remonta a sus raíces metropolitanas hasta el siglo XVII, la Catedral de Notre Dame fue construida en el siglo XIII, por lo que se considera una hazaña arquitectónica y un símbolo religioso. Es una de las atracciones más populares de París, con un estimado de 13 millones de visitantes al año.

Sin embargo, la Catedral de Notre Dame no es el único lugar de París que evoca las obras de Victor Hugo; también está la Iglesia de San Pablo-San Luis, donde Cosette y Marius se casaron en ‘Los Miserables’.

La Île de Cité es el hogar del Palacio de Justicia y la Conciergerie (donde María Antonieta esperó su condena), junto con otra iglesia histórica además de Notre-Dame, la Sainte Chapelle.

Para los visitantes, la entrada a Notre-Dame es gratuita, a menos que el visitante quiera ascender los 387 escalones hasta las torres, que le brinda una vista genial de la ciudad y la oportunidad de recrear la fantasía de Quasimodo-Esmeralda frente a la campana de Bourdon de 13 toneladas.

De acuerdo con su sitio web, la catedral tiene más de 850 años, cumplidos este 2013; además la construcción tardó 182 años: la construcción comenzó en el siglo XII y se completó en el siglo XIII. Puede albergar a más de 6.000 fieles, según Lonely Planet.

El rey Enrique VI de Inglaterra fue coronado rey de Francia en la catedral, y Napoleón I fue coronado allí por el papa Pío VII, según Lonely Planet. La aguja central de la catedral se agregó durante una restauración en el siglo XIX, según la Enciclopedia Británica. La restauración fue impulsada en parte por el éxito de la novela de Victor Hugo El jorobado de Notre-Dame en 1831.

La catedral es conocida por sus enormes vidrieras, entre otros detalles arquitectónicos notables. Notre Dame sufrió graves daños durante la Revolución Francesa. Fue restaurada por el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc en el siglo XIX, según Fodor’s Travel.

De acuerdo con los especialistas en viajes, es una de las catedrales medievales más increíblemente bellas e importantes del mundo y se encuentra entre los cinco sitios más solicitados para visitar cuando se organizan viajes a París.

Notre Dame no es una iglesia parroquial, lo que significa que no tiene un cuerpo regular de fieles que “pertenezcan” a la iglesia. Pero sigue siendo la iglesia del arzobispo Michel Aupetit de París y atrae a católicos para las oraciones vespertinas, misas y el sacramento de la reconciliación, también conocido como penitencia.

Y cada año durante la Semana Santa, Notre Dame revela algunas de las reliquias más codiciadas en la cristiandad. Entre ellos se encuentra la Santa Corona, que muchos creen que proviene de la corona de espinas colocada sobre la cabeza de Jesús, y que la catedral llama su “reliquia más preciosa y más venerada”. Los católicos han orado con la Santa Corona por más de 16 siglos, según la catedral.

Notre Dame también cuenta entre sus tesoros otras dos reliquias conectadas a la Semana Santa: un fragmento del Bosque de la Cruz, que muchos creen que forma parte de la “cruz verdadera” en la que Jesús fue crucificado y uno de los clavos que los romanos usaron para crucificar a Jesús.

Ese clavo viene del Santo Sepulcro, el lugar donde Jesús fue enterrado en Jerusalén, según Notre Dame. Los cristianos en Jerusalén entregaron la reliquia al emperador Carlomagno en 799, y posteriormente se convirtió en un poderoso objeto de veneración para generaciones de católicos franceses.

Durante la Revolución Francesa, cuando los secularistas franceses destruyeron muchas piezas emblemáticas de la historia y el arte católico, se guardó y se entregó al arzobispo de París, según la catedral.

Este lunes registró un incendio al interior, mientras las autoridades desconocían la seguridad de las reliquias que hay dentro del inmueble.

En México, la Secretaria de Relaciones Exteriores en voz de su titular, Marcelo Ebrard, lamentó “profundamente” el siniestro, al tiempo que expresó su solidaridad al pueblo y gobierno francés. “Lamentamos profundamente el incendio en la catedral de Notre Dame de Paris. Pueblo y Gobierno de México expresan su solidaridad con Francia y ponen a disposición su apoyo y conocimientos para la reconstrucción que habrá de venir”, publicó Ebrard en la red social.

También te puede interesar

Deja un comentario