Universal Orlando Resort enfrenta demanda por muerte de una persona en una de sus atracciones

Redacción / Inversión Turística

Universal Orlando Resort enfrenta una demanda luego que una persona murió en uno de sus juegos de atracciones.

El ahora fallecido era un padre de familia de 38 años de edad, quien murió de un ataque cardiaco hace dos años después de subirse a la atracción “Skull Island: Reign of Kong”. José Calderón Arana, ya padecía problemas cardiacos, y no hablaba inglés.

Por lo que su familia presentó este mes una demanda por muerte imprudencial en contra de Universal, acusando a la compañía de negligencia por no exhibir letreros de advertencia en español, de esta forma responsabilizó a la empresa norteamericana.

La familia guatemalteca ahora actuó contra Universal Orlando Resort. “Universal estaba al tanto de la gran cantidad de turistas en sus instalaciones que no hablan inglés”, dice la demanda presentada este mes en una corte estatal en Orlando.

Al respecto, Tom Schroder, vocero del parque, dijo que las instalaciones no comenta sobre licitaciones pendientes. El sitio web oficial de Universal Orlando Resort tiene traducciones al español y portugués.

La atracción Skull Island llevaba alrededor de seis meses abierta cuando Calderón Arana murió en 2016. Utiliza animatrónicos y pantallas 3D para recrear una expedición a través de una isla llena de criaturas carnívoras inspirada en las recientes versiones de las películas de King Kong.

Un letrero a la entrada dice en inglés, “¡Advertencia! Esta atracción es una expedición a través del escabroso terreno del hábitat natural de King Kong. El movimiento del camión es dinámico con aceleraciones repentinas, fuertes declives y movimientos bruscos”. Advierte que las personas con problemas cardiacos o de presión, espalda o cuello, así como embarazadas, no deben subirse. Además del inglés, cada situación está acompañada de un dibujo.

Calderón Arana, quien dirigía una gran operación agrícola propiedad de su familia, no se sintió bien tras subirse al paseo y su esposa pensó que era malestar estomacal, según la demanda.

Calderón se sentó a descansar en una banca mientras su esposa y su hijo se subían a otra atracción. Cuando ellos volvieron, él ya se había desmayado y fue llevado a un hospital donde murió posteriormente, según la demanda, que también afirma que el parque tardó en atender a Calderón Arana después de colapsar.

También te puede interesar

Deja un comentario