Noticia

Columna Inversión Turística

Chetumal, ciudad de historias bélicas y de piratas   

* La “Cuna del mestizaje” con vocación turística

*¿Qué ofrece al turismo?

 

Nadia Hernández Soto / Inversión Turística

Chetumal, capital y sur de Quintana Roo, enamora al visitante con sus colores impregnados en el ambiente: el turquesa del mar caribeño y el azul de su cielo, que la hacen parecer como salida de una acuarela; y como toda ciudad tiene su encanto, historias y leyendas.

chetumal-1

En esta zona de colores brillantes, cada tarde, como si el tiempo se detuviera, los chetumaleños se dan cita para admirar los hermosos atardeceres que cada día son distintos y cada uno mejor que el anterior; a ellos se les suman los forasteros que también quieren ver el rostro del Caribe mexicano y ávidos de saber más de la ciudad, se encuentran con el Palacio de Gobierno frente a la bahía, que ha rescatado poco o mucho la historia reciente de Chetumal.

Unida a la llamada Guerra de Castas, que en el siglo XIX protagonizaron los mayas de la península de Yucatán; relata que éstos obtenían armas desde Belice, (en ese entonces colonia británica); para impedirlo, el gobierno federal creó un puesto militar, que en un principio fue un barco estacionado en la bahía de Chetumal, en la desembocadura del río Hondo, frontera natural y ahora oficial entre los dos países.

Se dice que mientras permanecía estacionado el barco, los marinos ahí destacados hicieron varias incursiones en ese inhóspito territorio, plagado de lagartos y víboras. Es difícil contar en este espacio la historia de Chetumal, pero lo más destacado es que en 1898 el teniente de la Armada de México al mando de la zona, Othón Pompeyo Blanco, fundó la aldea de Payo Obispo, un lugar en los confines sureños de un país que aún no tenía definidos sus límites. Las primeras medidas fueron la creación de un puesto de aduanas y el trazo de la aldea.

Muy pronto aquel caserío de madera frente a la bahía se fue poblando de campesinos y aventureros que procedían, unos de Veracruz y del centro del país, otros de Líbano y de Belice. Creció aceleradamente y en 1936 recibió el nombre de Chetumal en homenaje a una aldea maya de esa zona que se habría llamado Chac-Temal.

chetumal-7En un principio la mayor parte de sus casas fueron construidas con maderas nobles del lugar, como la caoba, pero esa hermosa ciudad fue prácticamente arrasada en 1945 por el huracán “Janet”, y se perdió mucho material iconográfico que daría cuenta de la historia anterior a este fenómeno.

Destruida y vuelta a construir, la ciudad fue declarada capital del naciente estado de Quintana Roo, y el comercio conoció etapas de verdadero esplendor mientras fue zona libre de aranceles, con ello creció aún más y siguió recibiendo inmigrantes de todas partes de México y del extranjero.

Ahora la bahía de Chetumal tiene aire de modernidad, pues ahí se construyó la Universidad de Quintana Roo, aunque por esta casa de estudios sigue la llegada de inmigrantes desde el interior del país, de Estados Unidos, de Canadá, de Europa y de otras naciones latinoamericanas.

Actualmente el bulevar dibujado a través de la bahía, inicia desde el centro a Calderitas, se noche se ven los kayaks de la universidad y a los chetumaleños haciendo deportes al aire libre (caminando, corriendo, en bicicleta o paseando a sus niños); toda la vida transcurre por este paseo, donde aún se aprecian las pocas casas de madera que dejó el “Janet” y también el museo-maqueta de la aldea de Payo Obispo.

Ahí, frente al mar, hay gastronomía en la que hace presencia el queso de bola, las marquesitas las más destacadas, y que distingue la cocina chetumaleña.

Están presentes los postres y dulces, entre los más recomendados se encuentran los machacados, un refrescante pozol de coco o cacao, un dulce de ciricote, de nanche o de papaya, ricas alternativas para degustar.

En las noches se puede ver, al otro lado de la bahía, el pueblo beliceño de Punta Consejo, que en la oscuridad nocturna parece esgrimir un idioma de luces. En la bahía la actividad se inicia con los primeros rayos de luz solar, cuando ya los pescadores dentro del agua lanzan con gracia y pericia sus pequeñas redes, las cuales se extienden como abanicos sobre el agua para atrapar el sustento diario.

El río Hondo enmarca con su actividad la vida de Chetumal; por sus aguas, en rústicas embarcaciones, pasan de un lado al otro los habitantes de ambas riberas, y con ello deshacen la llamada frontera oficial; de un lado y del otro viven padres beliceños con hijos mexicanos, o al revés; el amor también ha tenido su participación, y parejas donde uno de los dos es del otro lado son más que comunes.

LA “CUNA DEL MESTIZAJE” CON VOCACIÓN TURÍSTICA

La también llamada Cuna del Mestizaje, tiene potencial turístico capaz de captar importantes flujos de visitantes, pero, hace falta hacer la tarea, como dijo en su momento Fernando Martí, director del Fondo Nacional de Turismo. “no hay duda de que Chetumal podría convertirse en un potente destino turístico, pero hay que mejorar la conectividad, fomentar la oferta y sobre todo construir  un discurso y una imagen, acorde con esta formidable cultura. El turismo vendrá aquí si se moderniza la oferta y adapta a las demandas del viajero moderno”.

chetumal-2El gobierno local y federal deberá entender que, hay turismo especial que no quiere sol y playa, sino conocer a las comunidades, el que no llega a los grandes hoteles sino que quiere identificar a las culturas vivas, así lo han entendido los extranjeros que ya radican en el sur del estado, y hasta han puesto en práctica productos turísticos.

Saben que el turismo es un recurso clave para la conservación del patrimonio material e inmaterial, decisivo para brindar estabilidad social e identidad, mientras en el gobierno mexicano siguen los planes para el desarrollo turístico de la zona centro-sur.

“Chetumal tiene atractivos fuera de serie que funcionan como un imán turístico y no necesita inventar nada; y si somos capaces de modernizar la oferta y adaptar las necesidades del viajero tendremos mayores flujos turísticos”, agrega Martí.

“No hay duda de que Chetumal podría convertirse en un potente destino turístico, capaz de traer importantes flujos de visitantes, ´pero hay que hacer la tarea mejorar la conectividad, fomentar la oferta y sobre todo construir  un discurso y una imagen, acorde con esta formidable cultura. El turismo vendrá aquí si se moderniza la oferta y adapta a las demandas del viajero moderno”, destaca el impulsor del turismo.

¿QUÉ OFRECE AL TURISMO?

Muchos de los atractivos de esta ciudad se encuentran sobre el Boulevard Bahía desde la esquina con avenida Zapata y caminando hacia el norte, aunque la mayoría se encuentra entre Zapata y Calzada Veracruz.

El Museo de la Ciudad de Chetumal, un edificio construido en 1939, durante el gobierno del entonces presidente Lázaro Cárdenas, en su interior se encuentran oficinas del Centro Cultural de las Bellas Artes, salones donde se imparten talleres, un auditorio al aire libre y seis salas; aquí podrás encontrar objetos, mapas, diagramas, documentos históricos y todo lo referente a la fundación e historia de Chetumal.

Museo de la Cultura Maya Chetumal, no es el típico museo que presenta salas de exhibición con objetos y vestigios encontrados, sino que se basa en la interpretación de conceptos e ideas a través de puntos clave que expliquen cómo era el Mundo Maya, su visión del universo, el inframundo, el conocimiento de las matemáticas, la astronomía y en general diversos aspectos por medio de ambientes, maquetas de la vida cotidiana de los mayas, así como símbolos como una gran ceiba en donde se explica la cosmovisión de los Mayas.

chetumal-4Edificio del Palacio Legislativo, con una arquitectura en forma de caracol, cuenta con una biblioteca en la que se pueden consultar más de seis mil 200 títulos, así como el Archivo General. Enfrente se ubica la Explanada de la Bandera, un obelisco con un reloj en cada uno de sus lados. En este lugar, los habitantes se dan cita para reunirse, jugar, caminar y alquilar carritos eléctricos para sus niños.

chetumal-3El Faro, un museo en donde se explica la historia y propósito de los faros con fotografías, juegos interactivos y objetos que sirven para la navegación marítima. El edificio fue construido en 1949, tiene 18 metros de altura y despide un destello luminoso cada seis segundos.

chetumal-9La Maqueta de Payo Obispo, una réplica de la ciudad a gran escala de 1920 a 1930. Es una recreación que rememora la vida de aquellos años. Elaborada por Luis Reinhardt Mcliberty, nacido en Belice, radicado en Chetumal. En ella se aprecian cómo eran las calles y avenidas, entonces de terracería y las casas de las que sólo quedaron unas cuantas hasta antes de la devastación del lugar causado por el huracán Janet en 1945.

El Muelle Fiscal se ubica en el Puerto de Chetumal considerado puerto de altura, cabotaje y pesca. Su bahía es Santuario del Manatí del Caribe mexicano por lo que es una zona de conservación ecológica.

chetumal-6Zona Libre de Belice. Una visita a Chetumal no estaría completa sin una visita a la Zona Libre de Belice, al poniente de la Ciudad de Chetumal, en el poblado de Subteniente López, donde se ubica uno de los puentes fronterizos más transitados de la República Mexicana.

En la zona libre de Belice, se encuentran decenas de tiendas de ropa, electrónicos, zapatos, accesorios, bebidas alcohólicas, cigarros, perfumes, alimentos y todo lo que puedas imaginarte que se pueda traer desde el otro lado del Lejano Oriente.

Otro de los atractivos en la zona libre de Belice son los Casinos. Estos son grandes, muy elegantes y con lo mejor en equipos, pues de acuerdo con quienes los visitan “te sientes como si estuvieras en Las Vegas, pues hay mesas de black jack, máquinas tragamonedas, ruletas, mesas de poker” entre otros atractivos y adictivos juegos. Operan las 24 horas del día y aceptan tanto pesos mexicanos como dólares americanos.

En cuanto al hospedaje Chetumal no tiene grandes resorts, pero sí hoteles muy cómodos, bien ubicados y sobre todo económicos y además con opciones para estar cerca de la naturaleza.

nadiaisabel@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: