Noticia

El turismo mundial sufrirá desaceleración tras su mejor año

 

Redacción / Inversión Turística

 

El turismo creó siete millones de empleos en todo el mundo en 2017, el equivalente a uno de cada cinco nuevos trabajos, según el Informe de Impacto Económico anual del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), sin embargo sufrirá una modesta desaceleración en 2018, como resultado del aumento del precio del petróleo y las tarifas aéreas, tras su mejor año desde que se tienen registros.

Esto se debió en gran medida a que el sector tuvo un mejor rendimiento que la economía global por séptimo año consecutivo, creciendo un 4,6% frente al 3%. De acuerdo con el grupo, el turismo superó a todas las demás industrias.

“2017 fue el mejor año del que se tienen registros para el sector de los viajes y el turismo”, dijo Gloria Guevara, presidenta y directora general de WTTC. “Hemos visto un incremento del gasto como resultado del aumento de la confianza del consumidor, tanto a nivel doméstico como internacional, de la recuperación de los mercados del norte de África y Europa que se habían visto afectados por el terrorismo, y de un crecimiento continuado en China e India”.

Aunque el WTTC prevé un crecimiento del 4% para 2018 como resultado de la subida del precio del petróleo y de las tarifas aéreas, además de las expectativas de aumento de los tipos de interés en países como Estados Unidos y Gran Bretaña, mantiene intactas sus previsiones para el largo plazo con un crecimiento anual medio del 3,8% en la próxima década. Para entonces, espera que el sector emplee a 400 millones de personas en todo el mundo, es decir, uno de cada nueve puestos de trabajo.

“Mientras nuestro sector es cada vez más importante como generador de PIB y empleo, nuestro principal desafío será asegurar que este crecimiento es sostenible e inclusivo”, apuntó Guevara. “Ya en 2017 empezamos a ver una reacción en contra del turismo en algunos destinos clave”.

El llamado sobreturismo pone en peligro a edificios importantes, fuerza las infraestructuras y perjudica la experiencia tanto de viajeros como de residentes. La turismofobia es cada vez más frecuente, especialmente en destinos europeos como Barcelona y Venecia, donde los visitantes se agolpan en los mismos lugares al mismo tiempo. El WTTC participa en los esfuerzos para repartir a los turistas por diversos destinos y alargar la demanda en el tiempo.

Oxford Economics colaboró en la elaboración del informe, que cubre 185 países.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: